La entrenadora de porteras del Real Oviedo, primera asturiana en profesionalizarse

La entrenadora de porteras del Real Oviedo, primera asturiana en profesionalizarse

María Rodríguez Naves, 'Maru' continúa dando pasos de gigante desde que colgara los guantes hace ya tres campañas

AGENCIAS

La ex portera del Real Oviedo y Atlético de Madrid María Rodríguez Naves, 'Maru', continúa dando pasos de gigante desde que colgara los guantes hace ya tres campañas, y el siguiente hito conseguido por la actual entrenadora de porteras del Real Oviedo femenino ha sido convertirse en la primera mujer de Asturias en convertirse en entrenadora profesional.

Naves, que antes de retirarse ya entrenaba en las categorías inferiores del club, dio el salto al primer equipo hace dos campañas y continuó con su progresión como entrenadora formándose en la Real Federación Española de Fútbol, donde acaba de superar el I Curso Profesional de Especialización de Entrenamiento de Porteros, título que la habilita para entrenar en todas las categorías profesionales del país.

La asturiana, que jugó en el Oviedo Moderno -actual Real Oviedo- y en el Atlético de Madrid, reconoce estar «orgullosa» de ser la primera mujer en abrirse este camino en el Principado, y dijo que espera «no ser la única y que muchas más se animen a formarse».

«El puesto de portero es el que más ha evolucionado en los últimos años y eso implica que se demanden también formaciones específicas para los guardametas. La fama antes era de no dar una con los pies, y el perfil actual se desenvuelve e integra en tareas grupales del juego como uno más», analiza la ex jugadora.

Maru, que debutó en Primera División con tan sólo quince años, destaca que en un fútbol femenino en el que todas las mejoras «siempre van por detrás» respecto al masculino, las oportunidades como la suya «también van llegando» y buena prueba de ello es una de las jugadoras a las que entrena, María Echazarreta, única jugadora convocada del Real Oviedo para el Europeo Sub 19 que se celebra en Suiza a finales de mes.

«Cheza, a sus 16 años, tiene mucho potencial para llegar adónde se proponga. Se va con una beca a Estados Unidos y en el Oviedo la echaremos de menos, sobre todo a nivel personal porque tengo un vínculo muy especial con ella», confiesa Maru, que tiene ante sí en esta temporada el reto de sustituir a la avilesina bajo palos con las llegadas de dos nuevas porteras, Nuria y Sara.

Naves, que está «ilusionada» con el comienzo de la nueva temporada, trabajará ahora con el título colgado en su taquilla, aunque, si con algo se queda la asturiana de esa formación es con la cantidad de experiencias adquiridas en el contacto con profesores y compañeros.

«La formación ha sido espectacular, con profesores como Miguel Ángel España o Luis Llopis, y con compañeros como Esteban o Gorka Iraizoz. Todos ellos me han dado una visión más amplia del entrenamiento específico y me ha enriquecido mucho saber de sus experiencias profesionales», añade la joven técnica, que siempre tuvo claro que querría «seguir inculcando su experiencia y valores sobre el campo» cuando se retirara.