Arcelor reducirá su producción en Asturias un 16% por el coste de la energía y del CO2

Arcelor reducirá su producción en Asturias un 16% por el coste de la energía y del CO2
PALOMA UCHA

La compañía tiene que analizar aún el impacto laboral que tendrá la medida y si recurre al Expediente de Regulación de Empleo

Noelia A. Erausquin
NOELIA A. ERAUSQUINGijón

ArcelorMittal llevaba meses de advertencias y amagando con recortes, que ahora ya cuantifica. La multinacional siderúrgica reducirá en tres millones de toneladas su previsión de producción para 2019 en Europa, de las que 700.000 corresponden a Asturias, un 16% del acero primario que sale de las plantas de la región. El alto coste de la energía y el impacto del precio de los derechos de emisión de CO2, que se ha disparado en los últimos meses, son los principales argumentos que esgrime la empresa a la hora de tomar esta decisión, pero también la importación masiva de productos de otros países de fuera de la Unión Europea, como Turquía, que no tienen que hacer frente a los sobrecostes del CO2, sin que las medidas de salvaguarda que ha implantado la Comisión consigan frenar su llegada.

La multinacional aún no ha cuantificado cómo afectará a la plantilla esta medida, ni si recurrirá al Expediente de Regulación de Empleo que tiene activo para casos como este. Tampoco qué impacto tendrá en las líneas acabadoras del Principado ni en las satélites de las factorías de Lesaca, Echévarri o Sagunto. Lo que sí tiene claro es que empezará a reducir la producción de los hornos altos de su factoría de Gijón y la actividad en la acería de Avilés, de ahí hacia abajo en el proceso siderúrgico se irán viendo afectados distintos talleres hasta que pueda remontar el mercado, aunque no se prevé que lo haga en el corto plazo.

Noticias relacionadas

Las instalaciones asturianas no son las únicas afectadas por la decisión de Arcelor. Peor suerte se lleva la planta de Cracovia (Polonia) en la que se parará un horno alto y su acería, con una reducción de 1,5 millones de toneladas. Además, Arcelor prescinde de incrementar su producción un millón de toneladas en la italiana Ilva, como era su intención. En total, los efectos de esta decisión se cuantifican en 3,2 millones de toneladas, pero podrían venir más si el negocio se sigue complicando en Europa. De momento, se ha comenzado por las plantas con peores costes marginales, el caso de las asturianas.

El elevado precio de la electricidad, agravado por el negativo resultado de la última subasta de interrumpibilidad, y el coste disparado de los derechos de emisión, creció un 230% en el último año, según cuantifica la multinacional, han hecho que las factorías de Avilés y Gijón se encuentren entre las elegidas por el gigante siderúrgico para los recortes, al contrario de lo que sucede con las de Bélgica, Alemania o Francia. Cuantifica Arcelor que su coste eléctrico es en España entre un 25% y un 30% superior al del país germano, porcentaje que se eleva al 50% en Polonia.

Además, tanto España, desde Turquía, como Polonia, desde Rusia, son dos de los países de la UE que más están sufriendo la llegada de acero 'barato' de fuera del club de los 28.

En un comunicado a la Comisión del Mercado de Valores (CNMV) en el que anuncia la reducción de su producción, la multinacional califica los costes eléctricos como «muy altos» y el incremento de las importaciones de fuera de la UE como «sin precedentes».

«La difícil decisión de reducir temporalmente nuestra producción de acero plano primario no se ha tomado a la ligera», declaró Geert van Poelvoorde, consejero delegado de ArcelorMittal Europe, subrayando que la compañía tratará de desarrollar medidas sociales para mitigar el impacto de su decisión en los trabajadores.

«Estas acciones reflejan la debilidad del entorno de la demanda en Europa actualmente, una situación agravada por el incremento de las importaciones, a pesar de las salvaguardas introducidas por la Comisión Europea», apuntó también el ejecutivo, añadiendo que los elevados costes de la energía y los crecientes costes del CO2 se suman al difícil escenario.