El comité europeo denunciará a la empresa si hoy no revierte su decisión

«La empresa está dando la callada por respuesta», subrayó ayer el secretario general de UGT-FICA, Jenaro Martínez

N. A. E. / L. R. GIJÓN / ONÍS.

Esta mañana, a las 9 horas, termina el ultimátum dado por el comité europeo a Alcoa para que retire su idea de presentar el expediente de regulación de empleo, en caso contrario la denunciará ante la justicia por vulnerar los derechos de información y consulta de este órgano. Defienden sus integrantes que para iniciar el periodo de consultas del despido colectivo es necesario, previamente, que este comité emita un informe, algo que requiere tiempo de elaboración y que ha sido imposible con la premura con la que ha actuado Alcoa. A pesar de esta advertencia, ayer, los sindicatos daban por hecho que el caso acabará judicializado.

«La empresa está dando la callada por respuesta», subrayó ayer el secretario general de UGT-FICA, Jenaro Martínez, que no confiaba en recibir hoy una buena noticia por parte de Alcoa y que consideró la 'marcha del aluminio' de ayer «todo un éxito» de apoyo y de presión social.

El comité, cuya sede está en Holanda, denunciará a la empresa ante los tribunales de ese país. La idea es que un juez pueda paralizar el proceso de presentación del ERE de extinción para que el comité pueda elaborar ese informe que se requiere, y de este modo ganar tiempo. El consejero de Empleo, Industria y Turismo del Principado, Isaac Pola, insistió ayer en Benia de Onís en que el ERE «está incorrectamente planteado a nivel europeo» y auguró «un proceso bastante largo».

Una campaña iniciada la noche del sábado en la plataforma Change. org en contra del cierre de las factorías había recabado en menos de 24 horas ya más de 32.000 firmas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos