Regulación para los trabajadores que cumplan 61 años

No es un adelanto de la prejubilación, pero se le parece. Arcelor prevé aplicar el Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) que tiene activo a los trabajadores que cumplan 61 años en este 2019, es decir, a los nacidos en 1958. No será a todos, porque la compañía no puede desprenderse de golpe de los alrededor de 150 empleados que cumplen esa condición, pero sí que realizará un estudio pormenorizado sobre todo el personal nacido en 1958 que podría ser susceptible de ser incluido en el ERTE y cuyos puestos podrían amortizarse o estarían en disposición de ser sustituidos.

La inclusión en el ERTE duraría hasta que cumplieran la edad legal para acogerse al contrato relevo, debido a la normativa actual, más restrictiva que la anterior, esta sería 61 años y 8 meses en 2019 y 61 años y 10 meses en 2020. Con esta medida, Arcelor trata de acompasar los recortes de la producción con una reducción de la plantilla.

De esta forma, la compañía destaca, además, que propone una medida no traumática (el ERTE tiene unas condiciones muy favorables, 90% del salario bruto y 100% de pagas extraordinarias, vacaciones y compensatorios), aunque no descarta tener que recurrir a decisiones más drásticas.