https://static.elcomercio.es/www/menu/img/gastronomia-despensa-desktop.jpg

Cerveza asturiana para quitar la 'Fame'

Aida Riesgo, Borja Alcázar y Diego Cotoya, con tres botellas de Fame, en la puerta del Abrelatas /Pablo Nosti
Aida Riesgo, Borja Alcázar y Diego Cotoya, con tres botellas de Fame, en la puerta del Abrelatas / Pablo Nosti

El cocinero del Abrelatas y el responsable de Cotoya unen esfuerzos y presentan una cerveza gastronómica artesana de estilo saison

Jessica M. Puga
JESSICA M. PUGAGijón

Los responsable del restaurante Abrelatas, de Pola de Siero, y de Cervezas Cotoya, en Lugones, son inquietos por naturaleza. Siempre están pensando cómo aprovechar sus conocimientos para hacer cosas nuevas. Lo último, lo que les ha permitido trabajar en equipo durante los últimos meses, se llama 'Fame' y es, dicen, la primera cerveza de mesa y gastronómica asturiana. Como las buenas noticias hay que celebrarlas por todo lo alto, presentaron lo que queda del lote el pasado jueves en el transcurso de una cena celebrada en el restaurante.

La colaboración entre Borja Alcázar y Diego Cotoya dio como resultado una cerveza artesana rural de estilo saison. Lo que suele definirlas es su marcada temporalidad estival y su origen e influencia belgas. Se trata, generalmente, de bebidas poco conocidas a pesar del auge cervecero artesanal.

El estilo de Fame poco tiene que ver con las tendencias actuales. Está elaborada siguiendo la base de las saison tradicionales, aunque sus responsables cambiaron algunos aspectos al buscar enfocarla al acompañamiento de las comidas. «Los matices del lúpulo son más bien moderados y su toque afrutado combina con los aromas agridulces que le aporta la uva albarín blanco de Cangas del Narcea«, explican los responsables. El resultado final es una 'ale' muy refrescante, seca y con acidez equilibrada que se mueve entre puntos dulces triviales.

Una cerveza artesana asturiana Fame, recién servida
Una cerveza artesana asturiana Fame, recién servida / Pablo Nosti

La espuma no es persistente a diferencia de las saison, digamos, tradicionales. Desaparece casi por completo poco después de romper la cerveza en la copa, al estilo del cava. En la superficie tan solo queda una capa poco densa y cremosa. La burbuja es fina e integrada, obtenida naturalmente mediante un lento reposo-crianza en botella, que equilibra. «Fame aporta matices ligeros, frescos, de burbuja fina y con acidez ligeramente afrutada, pero siempre en equilibrio«, defienden Alcázar y Cotoya.

Esta cerveza está concebida como gastronónima. Limpia la boca en cada trago y no carga de carbónico. «No tiene ningún tipo de clarificado ni filtrado, de ahí su ligero aspecto turbio, y responde a una elaboración totalmente natural y artesanal, sin ningún tipo de conservante o aditivo añadido», inciden sus autores.

Durante la presentación del jueves pudieron catarla quienes aún no lo habían hecho. Pocos afortunados podrán hacerlo en los próximos días porque la producción ha sido limitada y está a punto de agotarse. Eso sí, Borja Alcázar y Diego Cotoya advierten que habrá producción más adelante.