https://static.elcomercio.es/www/menu/img/gastronomia-desktop.jpg

La mejor fabada del mundo, de Gaucho Fierro

La mejor fabada del mundo, de Gaucho Fierro
Los ganadores del certamen con el jurado y parte de la Corporación de Villaviciosa. / A. G.-O.

El restaurante, ubicado en Granda, se impone en la final del concurso gastronómico

Alicia G. Ovies
ALICIA G. OVIES

Dicen que a la tercera va la vencida y sino que se lo digan a los dueños del restaurante Gaucho Fierro, de Granda. El establecimiento prepara la Mejor Fabada del Mundo. Su receta logró imponerse ayer a los otros veinticuatro finalistas del concurso gastronómico organizado por Gustatio y el Ayuntamiento de Villaviciosa. Un título que habían rozado años anteriores con un segundo y un tercer puesto. Detrás de ellos finalizaron el restaurante Vista Alegre, de Colunga, y el Cenador de los Canónigos, de Cangas de Onís.

El olor a fabada inundó desde primera hora de la tarde el restaurante Amandi, donde desde hace años se celebra el certamen. El tradicional sorteo para decidir en qué orden iban a salir cada uno de los establecimientos participantes daba comienzo a la esperada final, en la que por primera vez participó un local de Bruselas, El Fontán. En la cocina, los cocineros se esforzaban por sacar sus platos de manera impecable con la esperanza de llevarse la mejor puntuación del jurado.

No fue una decisión fácil. El concurso lograba alcanzar esta edición el centenar de participantes, llegando a tener lista de espera. Un aumento en inscripciones que ha ido ligado a una mejora en la calidad de los platos. «Cada vez hay mejores fabadas y más restaurantes que las preparan», aseguró David Fernández-Prada, dueño de Gustatio y miembro del jurado. Unas cifras que demuestran la consolidación del certamen en el calendario gastronómico de toda España. Aún así, las mejores recetas siguen preparándose, según los profesionales, dentro de las fronteras del Principado.

«El secreto es tener un buen producto y elaborar el plato con paciencia y muy lentamente», aseguró María Amor González, cocinera de Gaucho Fierro. El establecimiento compra les fabes en Grado y el compango en la carnicería Montés, del Cristo. Su dueña, Cristina Martínez, heredó la empresa de sus padres, quienes decidieron abrir el negocio hace ya 43 años. Casi medio siglo de historia en el que se han caracterizado por elaborar recetas tradicionales. Éste era el tercer año que acudían al concurso y lo hicieron para llevarse el título que ansiaban.

Bedriñana, último año

Quienes volvieron a revalidar título fueron los dueños de la sidrería Bedriñana. Ellos elaboran la mejor receta de Villaviciosa, según el jurado. Con Amable Bedriñana al frente, el local ya logró ganar el concurso en 2014. Un reconocimiento que, quizás, el año que viene no sea posible. «Creo que va a ser el último año que me presente. Hay que dejar sitio a la juventud», advirtió el cocinero, quien reconoció que siempre dice lo mismo y al final acaba volviendo a participar.

Bedriñana ha podido vivir en primera persona lo que supone proclamarse campeón de la Mejor Fabada del Mundo. Tanto la organización como los participantes han podido comprobar a lo largo de los años como el número de clientes aumenta considerablemente en los establecimientos reconocidos. Un beneficio que este año recaerá en Gaucho Fierro y los otros dos finalistas, el Vista Alegre -quien también se llevó el premio al mejor compango- y El Cenador de los Canónigos.

El jurado quiso tener también un a mención especial con el Desembarco de Villaviciosa, El Cruce de Soto del Barco y La Sauceda de Buelles. Les fabes seguirán siendo protagonistas este fin de semana con la celebración de les XV Xornaes de Les Fabes de Villaviciosa.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos