El acusado de grabar a niños en el Grupo niega los hechos, pero el fiscal mantiene su petición de cuatro años

El acusado de grabar a niños en el Grupo niega los hechos, pero el fiscal mantiene su petición de cuatro años
Entrada a los vestuarios generales del Grupo Covadonga.

El fiscal mantuvo la petición de cuatro años de cárcel y añadió la prohibición de ejercer actividades docentes con menores

OLAYA SUÁREZ GIJÓN.

El acusado de grabar a menores en los vestuarios del Grupo de Cultura Covadonga está a la espera de la sentencia. El juicio se celebró en el Penal 2 y durante el mismo el ministerio fiscal mantuvo la petición de cuatro años de prisión para el procesado por el delito de pornografía y distribución de archivos pedófilos. Durante la vista oral, el hombre negó los cargos que pesan sobre él, haber realizado fotos a niños menores en el vestuario del centro deportivo, y pidió la libre absolución.

A la solicitud de la condena de cárcel, la fiscalía añadió durante el juicio la prohibición de ejercer cualquier actividad docente relacionada con menores. Será ahora el juez quien dicte la sentencia. El Real Grupo de Cultura Covadonga, donde se produjeron los hechos en el año 2016, no se ha personado como acusación particular en el procedimiento judicial.

El presunto pedófilo cuenta con una condena en firme de dos años de prisión por otro delito de pornografía infantil cometido en 2013 en el País Vasco. Un juzgado de Bilbao consideró probado que utilizaba una conexión telefónica de internet para compartir, «con pleno conocimiento con el resto de usuarios de la red mediante un popular programa de descarga de vídeos y de imágenes, multitud de archivos con contenido pornográfico infantil que reflejaban menores de edad en actitud explícitamente sexual». En el registro de su domicilio de entonces, los agentes hallaron 100.000 archivos de imagen y vídeos explícitos de contenido pornográfico infantil que guardaba en un ordenador y en otros dispositivos electrónicos.

En el registro domiciliario le fueron localizados 100.000 archivos pedófilos

Por aquellos hechos llegó a un acuerdo con la fiscalía mediante el cual reconoció el grave delito y asumió una pena de dos años de cárcel. Meses después, ya viviendo en Gijón, incumpliendo los requerimientos con los que se le ordenaba el ingreso en prisión, por lo que fue finalmente detenido en su puesto de trabajo -una empresa de ingeniería- y trasladado al centro penitenciario de Asturias.

No fue el único arresto. En julio de 2016 fue detenido en el marco de una operación contra la pornografía infantil en la que había involucradas otras 21 personas residentes en catorce provincias.

En registro realizado en su piso de Gijón, los agentes encontraron material pornográfico obtenido en los vestuarios de un centro deportivo que los agentes reconocieron como el Grupo Covadonga. Al tener carné de socio de las instalaciones, logró que sus actividades ilícitas pasaran inadvertidas.

De esa forma, supuestamente, conseguía proporcionar material pedófilo al resto de integrantes de la red que desmanteló la Policía Nacional. En el marco de la operación, se incautaron de 96 discos duros, diez ordenadores, 17 dispositivos USB y tarjetas de memoria, tres tabletas, 68 CDs y DVDs (donde se almacenaban varios gigas de fotografías y vídeos ilícitos) y cinco teléfonos móviles.

Expulsión del club

La directiva del Grupo Covadonga expulsó al socio en cuanto tuvo conocimiento de los hechos. El juzgado dictó una orden de alejamiento que la prohibía acercarse al centro deportivo. Para entonces ya estaba siendo investigado dentro de una macro operación coordinada, en la que participaron brigadas de la Policía Judicial de dieciséis ciudades. Fue el 21 de junio de 2016 cuando lograron reunir las suficientes pruebas como para proceder a su arresto.

El mismo día que la dirección grupista envió la ficha del exsocio a los trabajadores para que, en caso de verle en las instalaciones, avisaran a la Policía. El detenido conseguía imágenes de los menores mediante la cámara que había ocultado en vestuarios y duchas del Grupo, según fuentes policiales. Este material fue encontrado por los efectivos de seguridad en su propia vivienda.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos