Cabueñes amplía un mes más los 29 contratos de refuerzo por la saturación del hospital

Cabueñes amplía un mes más los 29 contratos de refuerzo por la saturación del hospital

Con un total de 445 pacientes ingresados, el centro hospitalario tenía ayer 21 habitaciones triples y 22 individuales reconvertidas en dobles

L. MAYORDOMO

El elevado nivel de ocupación que mantiene el hospital de Cabueñes desde principios de año ha llevado a la gerencia a tomar la decisión de mantener en sus puestos al menos un mes más a los 29 profesionales que fueron contratados el pasado mes de enero para reforzar diferentes servicios. El contrato de estos enfermeros, auxiliares de enfermería y celadores concluía el próximo jueves, 28 de febrero, pero la intención del hospital es prorrogarlos. Al menos, ese fue el compromiso verbal que adquirió el gerente con la presidenta de la Junta de Personal en el Área V, según desveló ayer la propia María Teresa Puertas. «La gerencia nos ha comunicado que mantendrán los refuerzos mientras se mantenga la misma situación de saturación que estamos sufriendo en las últimas semanas», manifestó la también delegada del Sindicato de Enfermería (Satse) en un comunicado. A su juicio, la presencia de esos 29 profesionales en Cabueñes, hoy por hoy, «sigue siendo imprescindible».

«Sobrecarga importante»

La decisión de prorrogarles el contrato se adopta a la vista de que las cosas no han mejorado en las últimas fechas, de que «el hospital está muy lleno» y los profesionales «están trabajando con una sobrecarga importante». De hecho, ayer mismo había un total de 445 personas ingresadas, lo que obligó a desdoblar habitaciones. Así, había 21 dobles convertidas en triples y otras 22 individuales en las que hubo que hacer sitio para una segunda cama. Y no solo por la epidemia de gripe. Según la delegada del Satse, esta «saturación» está más bien relacionada con una alta actividad en los quirófanos del hospital gijonés.

«Siendo realistas, sería necesario contar con este personal de refuerzo más tiempo», consideró Puertas, quien, no obstante, se congratuló de que la gerencia admita que es necesario mantener al menos un mes más a ese personal de refuerzo.

La delegada del Satse advierte de que «un volumen de personal no adecuado a la carga real de trabajo se traduce en un sobreesfuerzo de los profesionales, para poder llegar a todo, que puede tener consecuencias sobre la atención prestada, de ahí que se haya reclamado el refuerzo del personal ahora comprometido para un mes más». También pone el acento en que «al final, el principal perjudicado es el paciente ya que se complica que pueda recibir la atención que requiere».