«Granda está consternada, era muy buen chaval»

«Granda está consternada, era muy buen chaval»
El coche accidentado en la parroquia de Granda es retirado por la grúa. / PALOMA UCHA

El atestado de la Guardia Civil y los resultados de la autopsia determinarán las causas que provocaron la salida de vía de su turismo

O. SUÁREZ GIJÓN.

Granda llora la repentina pérdida de uno de sus vecinos. La tragedia ha golpeado de lleno a una de las familias con mayor arraigo en la parroquia. Pedro Antonio Pérez González, de 31 años, falleció la noche del lunes después de que el coche deportivo que conducía, un Mercedes CLK, se saliese de la vía en el camino de la Perdiz y se empotrase contra un poste de la luz, cerca de su casa y también de su puesto de trabajo en el matadero municipal.

«Era muy buen chaval, tanto él como su familia, está toda la parroquia consternada...», acertaba a decir uno de sus vecinos tras conocer el fatal desenlace de un joven «muy trabajador y con toda la vida por delante». Desde hacía años estaba contratado como repartidor en el macelo. Encontró trabajo muy cerca de casa, por lo que pasaba mucho tiempo en la zona. Frecuentaba los establecimientos hosteleros de la parroquia y hacía «mucha vida en el pueblo». Fue por eso por lo que la noticia de su muerte corrió rápidamente la noche del lunes.

Choque contra un poste

El juzgado de guardia en Gijón se ha hecho cargo de las investigaciones para determinar las causas que desencadenaron el siniestro. Hasta el lugar se trasladaron los agentes de la agrupación de Tráfico de la Guardia Civil con el objeto de recabar pruebas para elaborar el informe que será remitido al juez instructor. A ese expediente se sumará el resultado de la autopsia que los médicos forenses le practicaron al cadáver en la mañana de ayer en el Instituto de Medicina Legal, en Oviedo.

«El accidente se produjo por salida de vía», explicaron desde la Comandancia, si bien no precisaron los motivos que hicieron que Pedro Antonio Pérez González perdiese el control de su vehículo y acabase por salirse de la calzada en un tramo de vía que conocía a la perfección y que recorría prácticamente a diario.

Familiares, amigos y vecinos acompañaron los restos mortales del joven durante la jornada de ayer en la capilla ardiente que quedó instalada en el tanatorio de Noega. Su compañera sentimental, María José Morán Medina, sus padres, Antonio y Teresa, su hermana, Adela, y el resto de familiares recibieron las condolencias de las muchas personas que se acercaron para mostrarles su cariño. El funeral por su despedida se celebrará hoy a las 17 horas en la iglesia Santo Tomás de Granda.