La naviera china Cosco operará en El Musel con una conexión semanal de contenedores

Uno de los barcos de la naviera asiática Cosco Shipping Lines, que opera 332 líneas marítimas, cargado de contenedores. / E.C.
Uno de los barcos de la naviera asiática Cosco Shipping Lines, que opera 332 líneas marítimas, cargado de contenedores. / E.C.

Enlazará el puerto gijonés con el norte de Europa, lo cual permitirá establecer rutas regulares con todo el mundo

EUGENIA GARCÍAGIJÓN.

La multinacional china Cosco Shipping Lines, la cuarta naviera más importante del mundo, operará a partir de hoy mismo una nueva conexión con el norte de Europa que enlazará el puerto de El Musel con terminales de todo el mundo. La compañía establecerá a través del puerto gijonés escalas semanales de exportaciones e importaciones que permitirán establecer rutas regulares con puertos de Sudamérica Pacífico, Extremo Oriente, Oriente Medio, Oceanía y el Subcontinente indio en los que tiene presencia.

Para introducirse de nuevo en el puerto gijonés, la firma estatal china no trae su propio barco, sino que regresa como cliente de las líneas distribuidores ('feeder') de contenedores. Aprovechará la nueva rotación de las líneas operadas por la naviera X-Press Container Line para traer contenedores, así como para sacar la carga que contrate en Asturias y su entorno y transbordarla en Rotterdam (Holanda) y Zeebrugge (Bélgica) y, si acaso, La Haya y Dunkerque (Francia), para distintos destinos transoceánicos. La consignataria encargada de gestionar los asuntos de esta línea en Gijón es Pérez y Cía,

Será Vasco Shipping Services, compañía perteneciente a Vasco Catalana Group y representante en el norte de España de Cosco Shipping Lines la empresa encargada de la comercialización de los nuevos servicios de la naviera china, que tendrán una periodicidad semanal. De hecho, según pudo saber este periódico, uno de los dos buques que realizarán este servicio ya se encuentra en Gijón, concretamente en la séptima alineación de los Muelles de La Osa y comenzará hoy las operaciones de carga y descarga. Se trata del buque 'Bomar Vanquish', uno de los dos portacontenedores que realizarán este servicio, que llegó procedente de Bilbao, es decir, a la inversa de cómo se hará cuando se regularice la frecuencia.

Si el primero de los barcos se encuentra ya en aguas gijonesas y empezará a partir de las ocho de la mañana de hoy a cargar y descargar es porque las rotaciones de la línea aún se están ajustando. Realmente, la previsión es que las escalas se realicen los lunes. Cada comienzo de semana los portacontenedores 'Baltic Fulmar' y 'Bomar Vanquish', con 179 y 178 metros de eslora, respectivamente, y cada uno con capacidad de 1.600 teus (contenedores de veinte pies o equivalentes) se alternarán para hacer escala en Gijón y posteriormente Bilbao, dado que tardan dos semanas en hacer el recorrido.

Los 'feeder' son buques de tamaño reducido que abastecen de contenedores a los grandes centros logísticos del norte de Europa y se utilizan para conectar el norte de España con destinos de largo recorrido. El Musel servirá así como punto de salida de un buen número de productos que, a través de Rotterdam o Zeebrugge en función del servicio y ocasionalmente La Haya o Dunquerque llegarán a múltiples destinos internacionales.

Más información

Por el momento, y aunque la compañía no parece descartar ampliar la cartera de servicios en el futuro, se establecerán rutas regulares con tres zonas. La primera de ellas es Sudamérica Pacífico. Vasco Shipping Lines, a través de su representada Cosco, enlazará el puerto de Gijón con los de Caucedo (República Dominicana), Cartagena (Colombia), Manzanillo (Panamá), Buenaventura (Colombia), Guayaquil (Ecuador), Callao (Perú) y San Antonio (Chile). Lo hará vía puerto de Rotterdam y gracias a la extensa red de 'feeders' de Cosco en la zona se podrán realizar también conexiones a otros destinos.

El gigante asiático también dará cobertura desde Gijón -siempre indirectamente- a diversos enclaves del Lejano Oriente, e igualmente enlazará con puertos de Oriente Próximo, Oceanía, Australia, Nueva Zelanda y países del subcontinente indio como India, Pakistán o Sri Lanka.

El principal cliente de Cosco son compañías transitarias o 'freight forwarders' que gestionan envíos de mercancías a nivel global. La naviera vasca hizo numerosas visitas el mes pasado para captar clientes en Asturias. Hasta ahora, este operador que sí había tenido presencia puntual en el puerto gijonés desde hace dos décadas nunca había trabajado con esta capacidad y desarrollo comercial en El Musel, ya que estimaba que no se daban las condiciones comerciales necesarias. Este viraje en favor del puerto gijonés viene justificado porque Cosco compró suficiente espacio en los barcos de X-Press como para considerar que se rentabilizaría más incluyendo una escala en El Musel.

Desde la propia Vasco Shipping, representante de la naviera china, destacansu apuesta por potenciar el puerto de Gijón a través de la puesta en servicio de esta nueva conexión. Tanto es así que se le otorga el mismo nivel que al puerto de Bilbao ya que «se oferta igual servicio que se trabajará en las mismas condiciones». Cosco Shipping Lines es la cuarta naviera del mundo, con 311 buques que suman una capacidad de 1,64 millones TEUs y opera 332 rutas marítimas nacionales e internacionales, que cubren 254 puertos en 79 países.

Su entrada en El Musel supone un nuevo espaldarazo a la captación de mercancía contenerizada, una de las principales apuestas de la Autoridad Portuaria para compensar la pérdida de tráfico de productos siderúrgicos.