La plataforma en defensa del plan de vías se conjura para combatir la «apatía» ciudadana

Integrantes de la plataforma en defensa del plan de vías durante su acción reivindicativa en el Parchís en el estreno de la campaña '¡Pedro, firma ya!'. / DANIEL MORA

Estrena en el Parchís la campaña' bajo el lema '¡Pedro, firma ya!', que se extenderá a todos los barrios «con mucha calle» y «acciones sorpresa»

M. MORO GIJÓN.

La plataforma en defensa del plan de vías se conjuró ayer en el Parchís para combatir la «apatía» que, según sus integrantes, se ha instalado en parte de la ciudadanía gijonesa «después de 17 años de abandono y promesas incumplidas» con el proyecto ferroviario.

Las entidades que la conforman retomaron ayer las acciones reivindicaciones con el estreno de la campaña de movilizaciones bajo el lema '¡Pedro, firma ya!'. Lo hicieron coreando la consigna, repartiendo pasquines con la rúbrica estampada del presidente del Gobierno en su anverso, sembrando de carteles parterres y bancos de la plaza del Instituto e instalando el tren de cartón con los seis ministros de Fomento en sus vagones que han tenido que ver con el proyecto de integración ferroviaria gijonés.

Es el punto de partida de una campaña que quiere «sumar al mayor número de personas de la sociedad civil, el tejido empresarial, agentes sociales y formaciones políticas» para presionar a Gobierno central y Principado para que rubriquen el convenio de financiación del plan de vías.

Según explicó el presidente de la federación vecinal urbana y portavoz de la plataforma, Adrián Arias, los colectivos implicados no bajarán el diapasón «hasta que el convenio esté firmado». Y todo lo queda por delante en materia reivindicativa se basará en hacer «mucha calle» y «acciones sorpresa», para desembocar en una «gran movilización» el día 10 de abril. Arias opinó que es «razonable que la gente esté harta y desmotivada» con este tema, pero también defendió que «solo la puesta en marcha de este proyecto estratégico puede hacer que Gijón entre al siglo XXI en el ámbito ferroviario y de la movilidad».

La plataforma recalca que la firma es impostergable, que «Gijón se merece otro trato y un viernes milagro del Consejo de Ministros»». Además su portavoz remarcó también que la sociedad gijonesa debe ser consciente de que la ciudad no se juega solo esa rúbrica sino «su futuro». Arias destacó asimismo el apoyo de todos los sectores que están «arrimando el hombro» y puso el foco en iniciativas como la de la Unión de Comerciantes, que lucirán carteles alusivos a la campaña iniciada en sus escaparates. El impacto social del mundo del deporte también se baraja a la hora de propagar las movilizaciones, y no se descarta repetir la iniciativa de llevar la reivindicación al derbi del domingo entre el Sporting y el Oviedo.

Por otra parte, los grupos municipales consultaron ayer en la reunión de la junta de portavoces al secretario, Miguel Ángel de Diego, sobre la posibilidad de aprovechar el Pleno de sorteo de mesas electorales del 1 de abril para constituirse como Pleno permanente. Teóricamente no existe esa figura en el reglamento gijonés y De Diego no lo ve claro.

«Presión del PP»

El PP, que fue uno de los partidos ausentes en la protesta del Parchís junto con Foro y PSOE, reclamó ayer por la tarde al Gobierno central la firma del convenio del plan de vías y «pasar de mover papeles y expedientes a mover tierras». Lo hizo por boca de su candidata al Congreso por Asturias, Paloma Gázquez, y del cabeza de lista a la Alcaldía, Alberto López-Asenjo.

Gázquez calificó de «nefastos y desastrosos» para la ciudad los nueve meses del Ejecutivo de Pedro Sánchez. Además, recalcó que si al final se firma el acuerdo será «gracias a la presión del PP y de la sociedad» y por lo avanzado que dejó los trámites administrativos el anterior Gobierno de Mariano Rajoy.

López-Asenjo echó en falta que en su reciente visita a Gijón el presidente del Gobierno no hubiera hecho referencia a la estación intermodal.