«Tenemos que dar una segunda vida a los objetos»

Los voluntarios reparan un DVD en Nuevo Gijón. /  CAROLINA SANTOS
Los voluntarios reparan un DVD en Nuevo Gijón. / CAROLINA SANTOS

ANA RANERAGIJÓN.

Ingeniería Sin Fronteras celebró ayer el decimotercer Repair Café desde su llegada a Asturias en 2016. La cita tuvo lugar en la casa de iniciativas Suañu, situada en Nuevo Gijón, con el objetivo de «reducir la basura tecnológica, dejando de lado la filosofía de usar y tirar que impera actualmente». Así lo explicó José Antonio Gallego, socio la entidad organizadora, quien destacó su propósito de «cambiar la mentalidad de la gente para combatir el consumismo y reducir el impacto medioambiental».

Para ello, en las reuniones de Repair Café se unen voluntarios con habilidades para la reparación en distintos ámbitos con personas que quieran dar una segunda vida a sus productos.