La suerte está echada

Manuel Arenas, participante en la quinta jornada de la fase clasificatoria, ante el jurado compuesto por José Manuel García, María del Rosario González y José Carlos Ronderos, en la plaza Mayor. / A. FLÓREZ
Manuel Arenas, participante en la quinta jornada de la fase clasificatoria, ante el jurado compuesto por José Manuel García, María del Rosario González y José Carlos Ronderos, en la plaza Mayor. / A. FLÓREZ

Serán 28 los participantes que el 6 y 7 de agosto luchen por el triunfo. Cantarán el mismo número de temas, pero con distinto repertorio | Mañana se conocerá el nombre de los finalistas del XXXIX Concurso de Canción Asturiana de EL COMERCIO

MARLA NIETOGIJÓN.

Ya no hay vuelta atrás, la suerte está echada. Si se quedaron sin aire a mitad de la canción, se les olvidó la letra o echaron los restos, ahora solo les queda esperar a que el jurado lo valore. La fase clasificatoria de la XXXIX edición del Concurso de la Canción Asturiana organizado por EL COMERCIO, con el patrocinio de Divertia y SabadellHerrero y la colaboración de El Corte Inglés, puso ayer el punto final por este año.

Solo 28 de todos los inscritos en el certamen serán los afortunados de pasar a la final, que se disputará los días 6 y 7 de agosto en la plaza Mayor. Serán nueve de la categoría femenina, once de la masculina, cinco menores de 16 años y tres de entre 17 y 21 años los que volverán a subirse al escenario a exhibir sus voces. Mañana se conocerán los nombres a través de este periódico.

El número de canciones será el mismo que en la anterior fase para cada categoría, pero ahora tendrán que elegir títulos diferentes. Los veteranos, tanto de la categoría masculina como de la femenina, deben escoger dos temas de libre elección y uno de los obligatorios que propone la organización; los de la categoría de entre 17 y 21 años, dos canciones libres; y los menores de 16, una, también a su elección.

Ayer, en la última de las jornadas de clasificación, se sometieron a examen once participantes: Manuel Fernández, de Trasona; Manuel Arenas, de Ruenes; Marta Martínez, de Puentenansa; Manuel Roza, de Libardón; Gerardo Menéndez, de Degaña; Fernando García, de Balbona; Andrea Méndez, de Gijón; María Luisa Martínez, de Gijón; Ricardo Balmori, de Santander; Manuel Collado, de Ponga; y Celestino Rozada, de Porrúa.

Josefina Fernandez fue «la cantante de cantantes» de tonada. Así la consideran muchos de los espectadores de esta edición. Ganadora de un sinfín de concursos de la canción, no solo de este estilo sino también de otros, es para Asturias «la voz ejemplar». Pero «murió demasiado pronto y no hay apenas material de sus actuaciones».

Pasión por la tonada

Era la madre de Fernando Ruiz, organizador y presentador de este concurso. De ahí él sacó su amor y devoción por la canción tradicional asturiana. Y aunque nunca se dedicó al cante, son ya muchos años los que dedicó a transmitir su pasión frente al micrófono -eso sí, con palabras- por la tonada.

Como Josefina «pocos quedan ya», aseguró uno de los espectadores habituales de este certamen, Javier Díaz, más conocido como 'el de Arroes'. Este dice echar de menos «ese volver a la raíz de la tonada». «Hay calidad, muy buenas voces modeladas por profesionales, pero la esencia de cantar desde dentro, sin mayores ensayos que los que se hacían en los chigres, se ha perdido».

El de Arroes tiene ya a sus favoritos: «Los que nunca fallan y saben dónde hay que hacer los giros. Los que cuando salen a cantar a capela, que desde mi punto de vista es lo más difícil, dan con el tono a la primera». Fue 37 veces miembro del jurado en varios concursos y tiene en su poder innumerables grabaciones de varios artistas.