El temor a nuevas tormentas obliga a reforzar la Policía Local y los bomberos

Dos policías locales observan el nivel del río Piles. / JOAQUÍN PAÑEDA

Ante la previsión de más precipitaciones, el Ayuntamiento incrementa también el número de operarios de guardia de la Empresa de Aguas

LAURA CASTRO GIJÓN.

Las fuertes lluvias registradas en Gijón en la noche del domingo y la previsión de que se pudieran producir nuevas trombas a partir de la medianoche del lunes llevaron al Ayuntamiento a incrementar los servicios de guardia de la Policía Local y los bomberos, así como el número de operarios de la Empresa Municipal de Aguas. Al cierre de esta edición, la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) apuntaba para el inicio de la madrugada la llegada de lluvias, que podrían ser localmente fuertes y estar, asimismo, acompañadas de tormentas, con caída de rayos.

«Queremos transmitir tranquilidad a la ciudadanía ante estos fuertes episodios de adversidad climatológica, pues las previsiones para esta noche (por ayer) son aún peores que las del domingo», señaló la alcaldesa Carmen Moriyón. Por eso, aseguró, se reforzaron los servicios de actuación en caso de nuevas inundaciones. «Si se cumplen las previsiones de la Aemet estaremos preparados para prevenir cualquier daño personal, que es lo más importante ahora mismo», incidió la alcaldesa. «El Ayuntamiento de Gijón está preparado para afrontar esta situación de la mejor manera posible», insistió la regidora.

Las fuertes lluvias caídas en la noche del domingo al lunes causaron numerosos destrozos en diferentes zonas de la ciudad, quedando varias de ellos anegadas tras registrarse un nivel de precipitaciones de 54 litros por metro cuadrado.

A lo largo de la jornada de hoy se espera que las condiciones meteorológicas vayan mejorando en el concejo de Gijón. Las previsiones de la Aemet indican que las fuertes precipitaciones se trasladarán hacia la comarca oriental del Principado.

Más noticias

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos