María Luisa Carcedo: «Ha sido una sorpresa, estoy muy contenta»

María Luisa Carcedo, momentos antes de la comparecencia ante la Comisión de Derechos de la Infancia y Adolescencia del Congreso como Alta Comisionada para la Pobreza Infantil./EFE
María Luisa Carcedo, momentos antes de la comparecencia ante la Comisión de Derechos de la Infancia y Adolescencia del Congreso como Alta Comisionada para la Pobreza Infantil. / EFE

La FSA muestra su «orgullo» por la elección de una «compañera y referente político» como nueva ministra de Sanidad

ANA MORIYÓN OVIEDO.

María Luisa Carcedo no pudo ocultar ayer su satisfacción tras saber que Pedro Sánchez había pensado en ella para hacerse cargo del ministerio de Sanidad. Aseguró a EL COMERCIO que el nombramiento había sido «una sorpresa», máxime porque nadie esperaba que la polémica en relación al máster de su antecesora derivara en su dimisión, y reconoció estar «contenta» por su nombramiento, aunque es consciente de la enorme responsabilidad a la que tendrá que enfrentarse a partir de ahora.

Carcedo evitó pronunciarse sobre la dimisión de Carmen Montón, como tampoco lo hizo la Federación Socialista Asturiana (FSA), quien sí aplaudió públicamente la elección de la exdiputada y exsenadora asturiana para sustituirla. El propio secretario general de la FSA, Adrián Barbón, manifestó su «orgullo» por que «una amiga, compañera y referente política, como es María Luisa Carcedo, inicie una nueva etapa política como ministra de Sanidad del Gobierno de Pedro Sánchez», tal y como escribió el también candidato del PSOE a las próximas elecciones autonómicas en sus redes sociales. «La caracteriza una gran capacidad de trabajo y una larga militancia socialista», añadió.

También el consejero asturiano de Sanidad, Francisco del Busto, celebró la elección de Carcedo «por ser asturiana», en primer lugar, pero también porque «es una perfecta conocedora del sistema sanitario nacional y asturiano. Sin lugar a dudas, mañana puede estar trabajando como si llevase años en el ministerio», apuntó. Cree además que su nombramiento supondrá un plus para Asturias. «El conocimiento que tiene de Asturias hará mucho más fácil realizar cualquier petición. Hay poco que explicarle de sanidad y bienestar social porque son temas que conoce muy bien», anotó.

Fueron las primeras reacciones a una elección que apenas se hizo esperar unos minutos tras confirmarse la marcha de Montón. De la salida de ésta habló ayer la propia Mercedes Fernández, presidenta del PP, quien reprochó que «no cumpliera ni con los requisitos, ni con los plazos, ni con los contenidos del máster». En su opinión, «faltó transparencia y sobró palabrería» y, aunque duda de si el paso atrás dado por Montón obedece a una «dimisión o cese», mantiene que el escándalo obedece a un «gobierno apresurado, lo que significa un gobierno inestable».

También Podemos se refería ayer a la dimisión de la ya exministra. «No extraña que el PP y el PSOE hayan compartido políticas y consejos de empresas, porque también compartían universidades y grupos de presión», ironizó Daniel Ripa. El secretario general de la formación morada criticó también que la nueva ministra lleve desde 1984 ejerciendo cargos de responsabilidad política. «Seis años de profesión, 34 de cargos políticos, refleja perfectamente el poco banquillo que tiene Pedro Sánchez para ocupar puestos de responsabilidad. Nadie debería de pasar más de 8 años en un cargo político», sentenció. «Esperemos que en todo caso esto sirva para que antes del final de 2018 el Gobierno del PSOE cumpla la promesa que hizo a principios de año de eliminar el peaje del Huerna y que no haya sido un nuevo engaño como la promesa de José Luis Rodríguez Zapatero en la campaña electoral de 2004», completó.

El portavoz de IU, Gaspar Llamazares, considera que Carcedo tiene «una importante tarea por delante» y espera que «mejore la gestión de sus colegas en Asturias», apostilló. Para el diputado de la coalición, la dimisión de Montón era «obligada por coherencia» en un gobierno «que llega con la bandera de la regeneración». «El Instituto de derecho publico de la Universidad Rey Juan Carlos es más un servicio de relaciones políticas de favor que otra cosa», reprochó.

Desde Foro, su presidente, Pedro Leal, entiende que estamos antes un nuevo «récord del Gobierno improvisado de Pedro Sánchez» que, dice, está obligado ahora a «tomar de su propia medicina». Y rechazó la elección de Carcedo como ministra ya que, argumentó, «durante su etapa como senadora y diputada no hizo nada por Asturias». «La historia la delata. No me inspira confianza». Ignacio Prendes, de Ciudadanos, lamenta que se prime la «fidelidad» a Pedro Sánchez «en un momento sin duda crítico para un Gobierno a la deriva que nació sin proyecto y sin él continúa».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos