La Fiscalía decide investigar al portavoz de Vox en Murcia por insultar a la ministra Delgado

El portavoz de Vox en la Asamblea de Murcia, Juan José Liarte. /Efe
El portavoz de Vox en la Asamblea de Murcia, Juan José Liarte. / Efe

Las diligencias abiertas podrían acabar en una querella contra el diputado Juan José Liarte, quien se refirió a la ministra como «p...» y «tiparraca», aunque luego lo matizó

Mateo Balín
MATEO BALÍNMadrid

La Fiscalía Superior de la Región de Murcia ha incoado este lunes diligencias de investigación penal por las manifestaciones realizadas en una red social por el portavoz parlamentario de Vox, Juan José Liarte, sobre la ministra de Justicia en funciones, Dolores Delgado. En su perfil de Facebook, el diputado autonómico llamó «p···» y «tiparraca» a Delgado, unos insultos que investigará ahora el Ministerio Público para «determinar su eventual trascendencia penal».

La decisión de la Fiscalía se conoce apenas 24 horas después de que anunciara el estudio de las citadas declaraciones de Liarte por si hubiera responsabilidad penal en las mismas. La acusación pública tiene ahora un periodo limitado para practicar las diligencias que considere oportunas antes de determinar si presenta una querella contra el aforado autonómico.

Desde el grupo parlamentario de Vox en la Región de Murcia no se han producido pronunciamientos sobre estas declaraciones, aunque sí lo han hecho en el resto del arco parlamentario, que han condenado las palabras del portavoz de Vox. El PP, por ejemplo, ha condenado los insultos a Delgado, Ciudadanos ha exigido una disculpa y le ha invitado a dimitir de su cargo público «si va a continuar haciendo declaraciones muy poco afortunadas», y en el PSOE y Podemos han vaticinado que estas palabras podrían ser habituales si se constituye un gobierno tripartito en la región murciana.

La ministra de Justicia en funciones, Dolores Delgado ha reclamado, por su parte, a PP y Cs que se piensen «dos veces» los pactos alcanzados con Vox, un partido que ha traspasado las «líneas rojas» de la convivencia. Delgado ha considerado que los insultos son «lamentables e inaceptables», ya que un «dirigente» tiene una «gran responsabilidad» y debe utilizar argumentos y no «insultos y barbaridades», y ha dicho que estas acciones no entran dentro de la «ejemplaridad» que deben tener los políticos.

«Respeto y ejemplaridad»

También el secretario de organización del PSOE y ministro de Fomento en funciones, José Luis Ábalos, ha opinado que estos insultos «son consecuencia de la política que otros han desplegado». Tras considerar «frustrante» encontrarse «con personas que no tienen escrúpulos», ha reclamado a PP y a Ciudadanos que se piensen «dos veces» los pactos alcanzados con Vox.

El presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, condenó ayer «el machismo» del portavoz de Vox a través de su cuenta de Twitter. «El insulto y el machismo no deben tener cabida en la política. Quienes la ejercemos tenemos la obligación de ser ejemplares. Respeto y ejemplaridad es lo que merece la ciudadanía a la que servimos y representamos. Todo mi apoyo para la ministra», afirmó.

Liarte, tras el aluvión de críticas recibidas, eliminó este mensaje y publicó una aclaración en la que aseguraba que se trataba de un «malentendido». «Parece que no me he explicado bien», señaló, para después apuntar que con esa frase no se refería a Delgado, «sino a un señor de Bildu».«La frase lo que significa es que no puedes confiar nunca en quien no se puede confiar, y evidentemente me refería a Bildu, qué es un partido que no oculta sus simpatías con ETA», ha matizado en otra publicación.