Rubalcaba, grave tras sufrir un ictus

El exministro del Interior y exsecretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba. /efe
El exministro del Interior y exsecretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba. / efe

El exsecretario general del PSOE fue atendidoen su propio domicilio y permanece estable en el hospital tras ser operado y serle practicadoun cateterismo

DAVID GUADILLA

El exsecretario general del PSOE y exministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, fue ingresado ayer en el Hospital Puerta de Hierro de Madrid tras sufrir un ictus cuando se encontraba en su domicilio de Majadahonda. El dirigente socialista, de 67 años, fue operado y se le practicó un cateterismo. Fuentes sanitarias aseguraron anoche que se encontraba «estable» y «fuera de peligro».

Rubalcaba fue atendido por los servicios de emergencia de la Comunidad de Madrid pasadas las seis de la tarde en su vivienda de la localidad madrileña. Algunas fuentes señalan que fue su propia mujer la que le encontró desorientado y llamó a Urgencias. Fue trasladado en estado grave hasta el centro hospitalario. El exsecretario general del PSOE había impartido clase con normalidad en la Complutense por la mañana. Tras abandonar la dirección del partido en 2014, recuperó su plaza de profesor de Química Orgánica en dicho centro universitario.

Rubalcaba es uno de los principales referentes del PSOE. Nacido en 1951 en la localidad cántabra de Solares, ha pasado por casi todos los cargos internos y públicos del partido. Fue ministro de Educación con Felipe González, pero cuando asumió un papel estelar fue con la llegada de José Luis Rodríguez Zapatero a la Secretaría General del PSOE. Fue portavoz socialista en el Congreso y pilotó las negociaciones con ETA durante la tregua de 2006.

Su implicación para lograr el fin del terrorismo fue absoluta y su relación con los principales dirigentes del PSE de máxima confianza, en especial, con Patxi López, Rodolfo Ares y Jesús Eguiguren. Su apoyo a los socialistas vascos en los momentos más duros –por ejemplo, tras el asesinato de Isaías Carrasco en 2008– siempre ha sido valorado por sus compañeros en Euskadi. De hecho, en numerosas ocasiones ha sido presentado en los mítines que ha realizado en Euskadi como «un socialista vasco más» y «como uno de los nuestros».

Rubalcaba, asiduo visitante de Asturias -veranea desde hace años en Llanes- siempre ha mantenido una estrecha relación con los socialistas asturianos. Durante su etapa al frente del partido, mantuvo una clara sintonía con el presidente regional, Javier Fernández. Ayer, el actual secretario general de la FSA y candidato del PSOE, Adrián Barbón,«impactado» por la noticia, como todos los socialistas asturianos, expresó todo su afecto «a él y a su familia»

Su mayor desgaste político llegó tras las elecciones de 2011. La abultada derrota de Zapatero le obligó a dar un paso adelante. Aupado por buena parte del partido, disputó el liderazgo del PSOE a Carme Chacón, a la que ganó en el congreso celebrado en Sevilla por solo 22 votos. Aquella victoria se fraguó en gran medida por el apoyo cerrado que le dio el PSE y las labores de 'fontanería' que hicieron destacados socialistas vascos.

Candidato en Madrid

Sin embargo, Rubalcaba fue incapaz de rehacer el rumbo del partido. El desgaste de la crisis y la irrupción de Podemos terminó por pasarle factura. Apenas dos años después de acceder al cargo, tuvo que presentar la dimisión tras los malos resultados en las europeas de 2014. Fue sustituido por Pedro Sánchez. También dejó su acta en el Congreso. Desde entonces ha permanecido siempre en un segundo plano.