La residencia de mayores de Cangas de Onís, primera parada de los Reyes

La residencia de mayores de Cangas de Onís, primera parada de los Reyes
María del Pilar Díez muestra el libro en el que firmó el Rey Felipe. / G. P.

La Familia Real llegaba en helicóptero poco antes de las doce a la Fundación Camila Beceña ante la expectación de los 115 residentes

GLORIA POMARADA

En helicóptero y entre un amplio dispositivo de seguridad ha llegado la Familia Real a Cangas de Onís, poco antes del mediodía. El lugar elegido para aterrizar ha sido la Fundación Camila Beceña de la ciudad canguesa, donde les esperaban a las puertas más de setenta curiosos. Pero la mayor expectación estaba en el interior de la residencia, donde 115 mayores aguardaban desde las ventanas de sus cuartos para ver a Don Felipe y Doña Letizia, pero sobre todo a sus hijas.

«Son preciosas», cuenta Laura Verridi. En la misma apreciación coincidían Leonor Alonso, Remedios González y Ana María Longo, que destacan cómo la Familia Real les ha parecido «gente muy sencilla». Durante los apenas quince minutos que pasaron en la residencia de mayores, los Reyes y sus hijas se hicieron una foto de familia con los empleados del centro y Don Felipe firmó en el libro de honor, custodiado por la superiora María del Pilar Díez.

Mientras tanto, explica, la Reina, la Princesa y la Infanta emplearon una de las salas del centro para cambiarse de ropa. «Iban muy elegantes», dice la superiora.

 

Fotos

Vídeos