No asisten a una boda a última hora y los novios les pasan la factura del cubierto

No asisten a una boda a última hora y los novios les pasan la factura del cubierto

La invitación especificaba la imposibilidad de llevar niños al banquete y el matrimonio no pudo encontrar a una canguro para que cuidara de sus hijos

EC

Acudir a una boda suele salir caro cuando te invitan, pero si no vas tampoco quiere decir que te vaya a salir gratis, y menos si has confirmado la asistencia. Que se lo digan a Jessica Baker, una mujer de Minnesota, en Estados Unidos, que había confirmado su asistencia al enlace de unos amigos junto a su marido. Lo malo es que a última hora su madre le comunicó que no podía quedarse con sus hijos. Al no encontrar a una canguro no tuvo más remedio que quedarse en casa. Se vio forzada, además, porque la invitación especificaba que al banquete no se podía ir con niños.

La sorpresa para Jessica Baker llegó dos semanas después de la boda. Tenía en su buzón una carta de los novios que contenía una factura de casi 70 euros (75,90 dólares) por dos cubiertos e la boda. En concreto por dos pescados a las hierbas más el gasto de servicio,

La mujer no sabe qué hacer, si pagar o no. Ha pedido consejo a través de la página de Facebook de una televisión local.