La conmovedora carta de un niño futbolista a otro al que lesionó en un partido

La conmovedora carta de un niño futbolista a otro al que lesionó en un partido

Tiene 10 años y es de Zaragoza. Junto a la misiva le envió un libro de regalo, para que se entretenga mientras se recupera

EL COMERCIO
EL COMERCIOGijón

Hace unos días, en el partido que enfrentó a dos equipos zaragozanos de la categoría alevín, la Unión Deportiva San José y el Club Deportivo Ebro, Luis, un jugador de 10 años de la U.D. San José, centró con fuerza un balón que, involuntariamente, golpeó en el brazo de Camilo, jugador del C.D. Ebro. Le provocó una dolorosa lesión que le impidió seguir jugando y que le mantiene apartado del fútbol hasta que se recupere por completo.

Luis, a sus diez años, ha dado toda una lección de deportividad y de empatía hacia Camilo, ya que, para disculparse y darle ánimo, le ha mandado una conmovedora carta que los directivos del club al que pertenece Camilo han decidido hacer pública, como ejemplo de lo que deben ser los valores de respeto y amistad en el deporte y en la vida.

El pequeño recibió un libro de regalo junto a una misiva firmada por Luis, el que le había propinado el involuntario balonazo. La epístola, fechada el 5 de septiembre, está llena de respeto, de cariño y de ejemplar deportividad.

La carta comienza con un efusivo «¡Hola compañero!». «Soy Luis, el jugador de la U.D. San José que centró el balón que te golpeó en el brazo. Espero que se te cure pronto la lesión para que puedas comenzar la temporada cuanto antes». Y prosigue: «Si eres igual de valiente que cuando defendiste a tu equipo en esa jugada, seguro que te recuperarás rápidamente». Tras el elogio, el regalo y la despedida: «Por si te aburres algún rato, te envío este libro de DJ Mario, que espero que te guste. Mucho ánimo, Luis 28».

Desde el club al que pertenece el jugador lesionado han aplaudido públicamente el gesto de ese pequeño futbolista y el significado ejemplar que tiene para niños y adultos. «El fútbol son goles, jugadas, partidos, derrotas, victorias, alegrías, decepciones… Pero no debemos olvidar que el fútbol, la verdadera esencia de este deporte que nos tiene enamorados es esto también, compañerismo, amistades y, sobre todo, personas», han indicado desde el C.D. Ebro para elogiar la carta de ese rival, «un gesto digno de admirar», «una historia preciosa» que encierra «los valores que hacen grande» al fútbol.