Descubierto un meteorito que cayó en León en 1931

Su propietaria recogió la roca cuando tenía 11 años y ahora, con 94, ha decidido donar un fragmento al Museo Nacional de Ciencias Naturales

EDURNE MARTÍNEZMadrid

Una condrita ordinaria del grupo L6 procedente de un asteroide desconocido cayó en León el 9 de julio de 1931 pero no había sido recuperada hasta ahora. El Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) lo ha presentado hoy en Madrid y ha explicado que gracias a su caracterización, fue posible el reconocimiento por parte de la Meteoritical Society de una nueva caída meteorítica.

La roca ha recibido el nombre de Ardón en honor al municipio leonés donde una niña de 11 años lo encontró. Rosa González Pérez estaba en la calle cuando escuchó un estruendo y delante de ella cayó una pequeña roca humeante. La señora, que ahora tiene 94 años, notó que todavía estaba caliente cuando la recogió. González no comentó nada por desconocimiento pero guardó el meteorito de 5,5 gramos en una caja durante más de 80 años. Fue su sobrino, José Antonio González, quien supuso que lo que tenía su tía era algo importante y se puso en contacto con el CSIC para que le ayudaran.

Josep María Trigo, investigador del CSIC, que ha presentado la roca, ha señalado que solo viendo la foto que mandó González ya sabía que era un meteorito. A partir de ese momento, comenzó una investigación que resolvió que se trataba de un meteorito primitivo. Sus propietarios han decidido donar una parte del ejemplar al Museo de Ciencias Naturales del CSIC, en Madrid, para que sea expuesto junto con los otros 160 meteoritos de la colección del museo.

Mercado negro de meteoritos

No me creo que de 1947 a 2004 no cayera ningún meteorito en España. Con ello Trigo ha ha hecho referencia a que en estos años no está registrado ningún nuevo descubrimiento en el país, lo que podría deberse al mercado ilegal de compra-venta de meteoritos. Confío en la buena voluntad de las familias, quizá por desconocimiento o por cariño no han dado a conocer estas rocas, ha apuntado el investigador. Aunque también ha reconocido que aunque sea muy triste, en Ebay se pueden encontrar miles de láminas de rocas por 2 o 3 euros.

Además, Trigo ha lamentado que la Ley de Patrimonio Geológico de 2007 no tenga interés en una mayor protección de los meteoritos. El investigador ha pedido un mayor presupuesto para la ciencia en España, ya que ahora no hay ni dinero ni tiempo para contratar a jóvenes muy válidos que ayudarían mucho al desarrollo de la investigación.