«El karaoke fue una gran revelación»

Daniel Pérez, en un partido con el Belenos en el Muro de Zaro
Alejandro Díaz Castaño, en la plaza del Parchís. / DAMIÁN ARIENZA

Cantar por Britney Spears le ayudó a perder el miedo a hablar en público a este chaval de Bimenes muy fan del Carmín Alejandro Díaz Castaño (director del FICX)

M. F. ANTUÑA GIJÓN.

Ahí donde lo ven lo mismo se arranca por Britney Spears que por Roy Orbison. Y eso que va de heavy por la vida. Alejandro Díaz Castaño (Bimenes, 1979) es de piel sensible así que no frecuenta la playa, pero no le hace ascos ni a la romería ni a la sidra ni a unas vacaciones de cine.

-Menos cine en verano, ¿no?

-Si hay buen tiempo es más complicado. Pero la gente sigue yendo.

-Como experto, ¿qué me dice del aire acondionado en las salas?

-Pues que a veces es necesaria la rebequita, sí. Se ha avanzado mucho en otras tecnologías, pero en la del aire acondicionado se ve que no.

-¿Exige más ligereza el verano? ¿Hay tiempo para arte y ensayo?

-Cuando hace buen tiempo apetecen cosas más ligeras. Y fíjese que a nosotros nos toca hacer la selección del FICX y a veces hay que meterse en muchas densidades.

-¿Friki de los escenarios de cine?

-No soy especialmente mitómano con eso. Pero si llegas a algún sitio donde se ha rodado una película, pues vas.

-Como por ejemplo...

-Cuando fui a Roma por primera vez, en 2012, y vi la Fontana de Trevi fue un momento mágico. Imposible no acordarse de Fellini.

-O sea, que ha tenido sus 'Vacaciones en Roma'.

-Sí. Muy recomendable Italia.

-¿Su viaje de cine?

-Tengo pendiente ir a Nueva York. Es una deuda. Espero el año que viene después del FICX. Es la ciudad cimatográfica por excelencia, por las series y las pelis de Scorsese, Woody Allen... Soy más cercano al pensamiento de Allen, que prefiere Nueva York a Los Ángeles.

-¿El cine incita a viajar?

-Sí. La mitomatía es muy poderosa.

-¿Se ha sentido alguna vez como en una película?

-Sí, y en un videoclip. Cuando voy por la calle escuchando música en los cascos tengo esa sensación. Se crean imágenes irrepetibles que me gustaría poder grabar.

-¿El verano es para la comedia romántica?

-Es una época para los amores estivales, sobre todo lo era en mi juventud cada vez más lejana. Sí ha habido, sí. Siempre dejan ese poso de melancolía que hay que saber disfrutar.

-¿Es más inspiradora esta época?

-El verano es una epoca para vivirla y recrearla en el cine. Hay más luz y se crean encuentros que pueden cambiarle a uno la vida.

-¿Cuál es su primer recuerdo ante una pantalla?

-En televisión, la serie 'Alfred Hitchcock presenta' y luego 'Tras el corazón verde' en el antiguo cine de Pola de Siero.

-¿Y su último gran recuerdo?

-La nueva película de Jean Luc Godard, 'El libro de las imágenes', en Cannes. Él está cerca de los noventa años, fue sublime, algo milagroso. Salimos levitando.

-Ya que cita a Cannes. ¿La Croisette versus San Lorenzo?

-Me quedo con San Lorenzo. La Croisette no es el lugar en que más a gusto me siento, por aquello de identificarme con la idiosincrasia del lugar. También es verdad que lo asocio con seguridad, colas, gentío, el ejército patrullando.

-¿Qué tiene Gijón que no tenga Cannes?

-No tiene nada que envidiarle. Las dos tienen playa, son ciudades bonitas y tienen festival de cine.

-¿Cómo es la tele de su casa?

-Panorámica, grande. Necesito una pantalla muy grande para ver las películas, me resisto a verlas en el portátil o el ordenador.

-¿Ha visto alguna peli en el móvil?

-No. Fragmentos, trailers, algún corto. Pero no. Estoy en contra.

-¿Hay una peli para cada momento?

-Sí. Hay momentos en que a uno le apetece un tipo de cine más particular. Yo, por ejemplo, cuando acaba el festival veo comedias estadounidenses.

-¿Sandra Bullock a la vena?

-Sí, sí. También es importante ver lo que ve la gente. Y me gustan esas películas. Normalmente veo mucho cine de autor, muy exigente, y estas también tienen calidad y te llenan de otra forma.

-¿Y cualquier momento es bueno?

-No. No siempre se está en el estado adecuado para ver cine.

-¿Hay momento para una peli mala?

-También una peli mala puede llegar a apetecer. Son los 'placeres culpables' que dan momentos de gran disfrute.

-¿Seriadicto?

-Me gustaría ser serieadicto pero no tengo tiempo, el visionado de películas para el FICX es continuo. Suelo ver una serie al año. Pero tuve mis épocas. Y un cuelgue muy grande con '24'; mi récord son 10 episodios en un día.

-¿La series se comen al cine?

-Son mundos diferentes, aunque cada vez comparten más los técnicos, los actores, pero la gente los consume y los palpa de forma distinta.

-Un chaval de Bimenes, ¿de sidra de toda la vida o qué?

-Sí, pero tampoco soy el más sidrero del mundo.

-¿Su romería?

-El Camín de la Pola. Me encanta ir al prau, la subida, con los gaiteros.

-¿A usted le gusta la gaita?

-Mucho. En la época que estuve en Sevilla, apareció un gaitero donde los cines Nervión y fue un momento de echar la lagrimilla, una alineación de astros. No sé qué hacía un gaitero en Sevilla en noviembre.

-¿Un cineadicto va al teatro?

-Menos de lo que me gustaría. Debería ir más. Propósito de enmieda para 2019. La magia de los actores en directo es increíble.

-Es fan del karaoke. ¿Su momentazo?

-En el Festival de Cannes. Fue el debut internacional. Canté el 'You Got It' de Roy Orbison y me salió muy bien.

-¿Y cómo le dio por ahí?

-Empecé hace pocos años. Me daba vergüenza hablar en público y un día en el karaoke empecé a cantar, y descubrí que me servía para perder el miedo escénico, me ayudó a salir a presentar las películas, fue como una gran revelación, es catárquito, lo recomiendo a todo el mundo.

-¿Su temazo?

-'Hit Me One More Time', de Britney Spears, pero tiene que ser ya a última hora y como cierre.

-¿Coreografía incluida?

-No le llamaría bailar. Pero sí que hago espectáculo. Hay que verlo.

-¿Es usted bailongo?

-A mí manera. Yo de joven era heavy y la forma de bailar es estilo libre.

-¿El concierto de su vida?

-En Biarritz con Neil Young y Crazy Horse. Increíble.

-¿El sol? ¿Qué? ¿Lo cata?

-No puedo exponerme. Tengo la piel muy clara y me quemo. Y es lo que tiene la cinefilia extrema, que te hace estar en casa y que no te dé el sol.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos