El Comercio

Alejandro Mieres.
Alejandro Mieres. / MARIO ROJAS

«Asturias es mi tierra. Vine en el 60 y llevo aquí ya un tiempo»

Alejandro Mieres recogió una de las siete medallas que lleva su sello artístico con su inseparable sombrero y ayudado de un bastón. «Asturias es mi tierra. Vine en el 60 y llevo aquí ya un tiempo», aseguró el pintor de 90 años en un vídeo introductorio de su galardón, en el que también expresó su deseo de ser recordado para la posterioridad por encima de todo como «un trabajador» de las artes plásticas. Palentino de nacimiento, el veterano pintor ha hecho de Gijón su hogar desde hace más de 40 años. Algo que puso de relieve ayer el presidente del Principado, Javier Fernández, al repasar los méritos del único artista entre las seis medallas de plata concedidas este año.

En su glosa de Mieres, el jefe del Ejecutivo regional también destacó que la obra de este referente nacional de la abstracción pictórica «es muestra de libertad de expresión consciente y decidida en todos los aspectos». «¿Cómo se llama a quien amasa la luz, construye geometrías admirables de color? No doy con el nombre, pero digamos que las manos de Alejandro Mieres, catedrático de instituto hasta su jubilación, son artesanas de ese prodigio expresivo», remarcó el presidente asturiano. «Su obra, estudiada y reconocida por la crítica especializada, está presente en varios de los museos más importantes de España (actualmente se puede contemplar parte de su producción artística en el Museo Barjola en Gijón)», agregó el presidente regional, quien agradeció al nonagenario pintor su presencia en una ceremonia «donde debería haber estado ya hace muchos años».