El Comercio

«Fuimos una empresa pionera en un servicio desconocido en el Occidente»

Isabel Castaño y Francisca García, con su medalla de plata.
Isabel Castaño y Francisca García, con su medalla de plata. / M. ROJAS

Francisca García e Isabel Castaño, presidenta y vicepresidenta de la cooperativa El Orrio, de Tapia de Casariego, explicaron en un vídeo que su aventura empresarial empezó «con un cursillo de ayuda a domicilio». «Fuimos una empresa pionera en un servicio desconocido en el Occidente de Asturias», destacaron las artífices de una cooperativa con 25 años de trayectoria que, a día de hoy, es la única de trabajo asociado en el mundo rural asturiano dedicada a la atención domiciliaria dirigida e integrada por mujeres.

En su glosa el presidente asturiano, Javier Fernández, destacó de El Orrio que está integrada por «mujeres que se asocian en el Occidente para combatir la desigualdad de género y para favorecer la equidad en la prestación de servicios en el medio rural, una de sus carencias más notables».

Fundada en 1991, la cooperativa tapiega cuenta en este momento con diez socias que ofrecen servicios a mayores dependientes con discapacidades físicas, sensoriales, cognitivas e intelectuales y enfermedades mentales. Además de por su profesionalidad y su completa cartera de servicios, la cooperativa ha destacado en estos 25 años por los aspectos de modernización que ha ido introduciendo a lo largo de su proceso de consolidación empresarial y por su compromiso e implicación social en la comarca. En el ámbito internacional, El Orrio participa asimismo en un proyecto de cooperación en la República Dominicana, para trasladar allí su experiencia en el ámbito de la ayuda a domicilio.