El Comercio

«Le han hecho un daño terrible a mi hijo»

  • Alberto Bordes, Padre de acogida

  • «Esto no acaba, vamos a luchar hasta el final para que regrese», advierte el progenitor, quien critica que no se vela por el interés del menor

A media tarde, de la boca de Alberto Bordes apenas sale un hilo de voz. Su ánimo y su fuerza van camino de Oviedo, la ruta que ayer seguía el pequeño Joan tras ser arrebatado del que durante los tres últimos años ha sido su padre. 'Pares son els que crien y eduquen', se leía ayer en una pancarta de vecinos de Sueca a las puertas de la Comandancia. Y Alberto cree que esta vez no ha primado en absoluto el interés del menor.

¿Cómo se encuentran?

Fatal. Destrozados y hundidos. Sobre todo por el niño. Le han hecho un daño terrible. Luego dicen que si el interés del menor y todas esas cosas, pero qué va, se te va la fe en la Justicia, en la que ya tenía poca, la verdad.

¿Tenían esperanza de que se paralizara la entrega?

La esperanza es lo último que se pierde. Y pensábamos que primaría el interés del menor. Hace tres años fuimos a Oviedo y nos lo trajimos como preadoptado. Era definitivo. Y ahora esto...

¿Cómo se lo habéis explicado al niño?

Es difícil explicarle a otra persona algo que no entiendes ni tú. Y cuando la otra persona tiene cuatro años, imagínate. La cuestión es que hasta hoy (por ayer) hemos seguido intentando pararlo todo. En la Comandancia, hasta diciéndole al teniente si la juez tenía noticia de la nueva demanda de privación de patria potestad planteada por el Gobierno de Asturias. Pero la juez ha seguido adelante. Así que hasta el final le hemos mantenido al nene con esperanza. Luego diciéndole que iba a estar bien, que lo queremos muchos... (Alberto suspira e interrumpe la frase).

¿ Y él qué decía?

Lo que más nos ha dolido es que ha entrado en una fase de negación, se ha enfadado con nosotros por dejarle con unos desconocidos. Qué va a decir de esta locura.

¿Qué van a hacer ahora?

Esto no acaba aquí, vamos a luchar hasta el final para que regrese e intentaremos que vuelva lo antes posible. Que el daño y el trastorno que sufra el niño sea el mínimo.

¿Han hablado con la madre biológica?

No ha querido. Hemos intentado fijar un régimen de visitas, de nuevo insisto que pensando en el interés del menor, pero se ha rechazado. Han venido y se iban a toda prisa con el niño. Si ni siquiera se llevaban la tarjeta sanitaria, que les he dado yo. Él no se merece que le pase todo esto. Le han hecho un daño terrible.