Emergencias pide precaución y rescata a varias personas en el litoral y la montaña asturiana

Turistas en la playa de San Lorenzo de Gijón / Damián Arienza.

Dos varones fueron evacuados ayer de la playa del Silencio, en Cudillero, mientras que varias personas, entre ellas una mujer embarazada de 8 meses, fueron rescatadas por la Guardia Civil tras quedar aisladas en Allande

M. ALONSO / AGENCIAS

El temporal de frío y viento se extiende esta Semana Santa en Asturias desde la costa hasta la montaña con las primeras complicaciones en las carreteras y rescates en el litoral. La región, que este sábado se encuentra en riesgo importante (aviso naranja) por fuerte oleaje, también sufre las consecuencias de las precipitaciones en forma de nieve que mantienen en nivel amarillo las zonas del suroccidente, Cordillera y Picos de Europa. De hecho, las nevadas mantienen cerrados en estos momentos un puerto ( el Connio). Ante esta situación, los servicios de emergencias piden a los ciudadanos que extremen la precaución para evitar incidencias como las que se produjeron en la jornada de ayer por la tarde, con el rescate de dos hombres en Cudillero y la intervención para evacuar a varias personas atrapadas por la nieve en Allande.

La primera intervención se produjo ayer pasadas las 15.00 horas en la playa del Silencio de Cudillero. El Grupo de Rescate de Bomberos del Servicio de Emergencias del Principado de Asturias (SEPA) y los efectivos de bomberos del parque de Pravia tuvieron que socorrer dos varones, de de 67 y 28 años, que se quedaron enriscados mientras hacían fotos. Pese a la complejidad de la evacuación, ambos se encontraban en buen estado. Menos suerte corrió la joven que orensana de 22 años que ayer fue arrastrada por una ola en la playa del Orzán, en La Coruña, y a la que todavía buscan la Guardia Civil y Salvamento Marítimo.

Ya a última hora de la tarde, agentes de la Comandancia de la Guardia Civil de Oviedo rescataban a varias personas aisladas por la nieve en el Alto de la Marta y en el Puerto de El Palo, ambos en Allande. La Guardia Civil tuvo que actuar porque el 112 de Asturias «no tenía personal» para esta incidencia.

Según ha informado el Instituto Armando en nota de prensa este sábado, a las 20.30 horas de este viernes, la Central Operativa de Servicio de la Comandancia de la Guardia Civil de Oviedo (COS), recibió una llamada del 112 informando de que varios usuarios se habían quedado aislados en la carretera AS-364, en el Alto de la Marta y que la máquina quitanieves de la zona se encontraba averiada y que no disponen de personal para realizar el rescate.

Al mismo tiempo, la Central de Operaciones de Tráfico de la Guardia Civil de Oviedo (COTA), informaba de que en el Puerto de El Palo también había gente aislada y que en uno de los vehículos se encuentra una mujer embarazada de 8 meses.

La Guardia Civil se puso entonces en contacto de nuevo con la sala 112 Asturias para informarles del aislamiento de otro grupo de personas en el Puerto del Palo, «confirmando 112 que no disponen de personal para esta nueva incidencia».

Así las cosas, la Comandancia de Oviedo inició un dispositivo para ayudar a la gente aislada a regresar a sus domicilios, activando para ello al GREIM (Grupo de Montaña de la Guardia Civil) de Mieres y a varias patrullas de la zona.

En el marco de estas actuaciones la Patrulla del Puesto de la Guardia Civil de Pola de Allande recogió a pasajeros de vehículos que bajan andando por la carretera para trasladarlos a zona segura. Fue entonces cuando la Comandancia de la Guardia Civil decidió activar a más patrullas para poder hacer frente al rescate de todas las personas que se encontraban aisladas.

Más información

Las patrullas de Boal y Grandas de Salime se trasladaron a la zona de Berducedo Allande, para colaborar en el auxilio a estas personas, confirmando a las 22.30 horas que todos los ocupantes de los vehículos de la zona de el Alto de la Marta ya se encontraban en el pueblo y que se trasladaban al Puerto del Palo para continuar con el auxilio de los usuarios atrapados allí.

A las 23.00 horas, las patrullas informaron de que la mujer embarazada ya había sido trasladada a la zona de Berducedo y las demás personas incomunicadas fueron auxiliadas y trasladadas a las zonas de Berducedo y Pola de Allande en los vehículos todo terreno de la Guardia Civil.

La Guardia Civil ha querido destacar la labor de un vecino del pueblo de Colobredo, que con su tractor limpió la carretera para facilitar el acceso de la Guardia Civil a los vehículos, colaborando en el auxilio a las personas aisladas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos