«Gracias a una chaqueta de moto me salvé del ataque de los dos perros»

«Gracias a una chaqueta de moto me salvé del ataque de los dos perros»
La finca de Álvaro González, en Ribondo, a donde accedieron los perros para atacarle. / J. M. PARDO
Mieres

La Policía Local de Mieres captura a uno de los canes, de raza peligrosa, tras haber mordido a un vecino y matado un cordero en Ribono

A. F. G. MIERES.

Uno de los perros ya se encuentra en la perrera municipal de Mieres. Y la Policía Local busca al segundo. Se trata de dos canes, de raza potencialmente peligrosa, que causaron estragos entre la población del núcleo de Ribono. Un vecino de la zona, Álvaro González, sufrió su ataque. «Fue el domingo por la tarde, cuando estaba en casa y comenzamos a escuchar ladridos», cuenta. Fue cuando salió a la finca anexa, «donde tengo algunas ovejas pequeñas». Este empleado de un despacho legal señala que vio a los animales atacar su rebaño. «Cogí una chaqueta que tengo de 'enduro' -utilizada para montar en moto- y salí. Se abalanzaron sobre mí y me atacaron, me salvó la prenda que vestía», dice. Un cordero murió con la cabeza llena de dentelladas; un segundo, quedó herido.

El afectado señala que ya son muchos los testigos que aseguran haber visto a los dos animales por la zona. «De hecho, casi tenemos constancia de quienes son los propietarios y, seguramente, emprendamos acciones legales contra ellos».

El perro capturado es un pitbull. Fue interceptado en las inmediaciones de la estación ferroviaria de Renfe a las diez de la noche del lunes. Fuentes de la protectora señalan que «se trata de un animal con muchas heridas -le falta un ojo-, muy fatigado y manso. No costó nada meterlo en el furgón y aquí se encuentra muy tranquilo».

Más control

Álvaro González señala que hay que aumentar el control en este tipo de situaciones. «Estos perros pudieron entrar en mi finca, a pesar de estar cerrada. Yo no tengo hijos pequeños, pero tengo vecinos que sí. No me quiero imaginar lo que podría haber ocurrido en otro tipo de situación». El afectado afirma que ha quedado ya demostrado que se trata de perros con una violencia y agresividad «más que demostrada», lo que habilita adoptar una solución que pasa por el sacrificio de los animales. «No se puede decir que es manso cuando han provocado daños atacando a ovejas y a personas», declara.

Desde la perrera, que está gestionada por la Asociación Alma Animal, aseguran que el perro captura no tiene la suficiente fuerza para realizar el ataque de Ribono. Asimismo, de momento, no se contempla su sacrificio ya que se trata de una medida que tiene que contar con una orden judicial, tras la correspondientes denuncia policial y la investigación sobre los propietarios. El can encontrado carece del obligatorio chip identificador.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos