Un informe de la Junta cuestiona las peticiones de cese de Avelino Viejo salvo que se pruebe que mintió

El síndico mayor, Avelino Viejo. /MARIO ROJAS.
El síndico mayor, Avelino Viejo. / MARIO ROJAS.

PP, Podemos, IU y Foro le acusan al síndico mayor de falsear y tergiversar información ante una comisión parlamentaria

EFEOviedo

El informe elaborado por los servicios jurídicos de la Junta General cuestiona las peticiones de PP, Podemos, IU y Foro para abrir el procedimiento para destituir a Avelino Viejo como síndico mayor a expensas de que se demuestre que falseó o tergiversó información ante una comisión parlamentaria.

La revocación de Viejo fue solicitada por dichos grupos después de que los tribunales declararan nulos 25 nombramientos de puestos de trabajo de la Sindicatura después de que la convocatoria contara con un informe desfavorable de la Mesa de la Junta General, de la que depende orgánicamente el órgano fiscalizador del Principado.

El documento elaborado por el letrado mayor de la Junta, Alberto Arce, señala que ni en la petición de Podemos e IU ni en la tramitada por el diputado del PP José Agustín Cuervas-Mons como secretario de la Mesa se acreditan, ni siquiera indiciariamente, motivos para abrir el expediente para revocar a Viejo de su cargo.

No obstante, en relación con el escrito presentado por el síndico Antonio Arias en el que acusaba a Viejo de «mentir con medias verdades» en la Cámara sobre el procedimiento seguido para aprobar en la Sindicatura la relación de puestos de trabajo (RPT) anulada, el letrado sí considera que, de demostrarse, sí se podría engarzar con un incumpliendo de funciones por parte de Viejo.

«Estando entre las obligaciones del síndico mayor dirigir las deliberaciones del Consejo (de la Sindicatura) y comparecer ante los órganos de la Junta General cuando sea requerido, conducirse en lo uno y/o lo otro falseando o tergiversando información no sería, de resultar finalmente cierto, compatible con su deber de imparcialidad y objetividad», señala el informe de los servicios jurídicos.

De esta forma, añade, sería necesario que la Mesa de la Junta, que abordará mañana esta cuestión, dispusiera del acta del Consejo de la Sindicatura en la se aprobó la RPT para determinar si hay indicios de que el Síndico Mayor pudiera haber faltado a la verdad.

Disponer de ese documento permitiría además verificar las aclaraciones que Arias asegura haber solicitado en el Consejo y su alcance dado que no revestía particular dificultad cotejarla con las indicaciones de la Mesa -no vinculantes- y que el BOPA que publicó la convocatoria recogía que se aprobó por unanimidad.

En este sentido, incide en que, desde entonces, no consta que haya formulado «propuesta de falsedad» ni haya promovido en el seno de la propia Sindicatura la incoación de cese del síndico mayor por incumplimiento de las obligaciones de su cargo.

Tras recibir el informe del letrado en la reunión que hoy ha mantenido la Junta de Portavoces, y a la espera de estudiarlo en profundidad, los grupos parlamentarios han mantenido la postura expresada en las últimas semanas en relación con la revocación de Viejo para el que Podemos pedirá su reprobación -una figura sin efectos prácticos- en el pleno que se celebrará esta semana.

Así, el portavoz socialista Marcelino Marcos ha reiterado que los motivos para destituir a un síndico mayor están «tasados» en la ley y que, salvo que se demuestre lo contrario, hasta ahora no hay argumento suficientes para constatar que Viejo incumplió sus deberes al frente del órgano fiscalizador.

Dicho incumplimiento sí se produjo, a juicio del PP, que ha lamentado la «excesiva prisa» de algunos grupos para poner el marcha el proceso de revocación y, tras señalar que el PSOE es el único grupo que no percibe la actuación «personalista» de Viejo, ha pedido coordinación para impulsarlo entre el resto de formaciones.

Por su parte, Emilio León, de Podemos, la Cámara no puede dejar de actuar si se constata el incumplimiento de sentencias judiciales y ha cuestionado la confianza que se puede tener en informes de fiscalización realizados por personas que aprueban procedimientos de selección de personal rechazadas por los tribunales.

IU ha defendido la necesidad de ser «exigentes» para abrir ese procedimiento con una institución «muy relevante y que debe tener el mayor prestigio y la mayor lealtad con la Junta General» a la vez que ha avanzado su apoyo a la propuesta de reprobación de Podemos.

Para Pedro Leal, de Foro, que al igual que el PP ha tramitado su demanda de revocación a través de la Mesa de la Junta, si se afirma ahora que ningún grupo de los que lo han pedido su cese tiene razón «se falta a la verdad al igual que el síndico mayor».

Por último, Ciudadanos ha defendido que el inicio del procedimiento esté motivado «por datos objetivos y no por criterios políticos» lo que requiere conocer el acta de la reunión del Consejo de la Sindicatura antes de decidir si respalda o no su destitución. EFE

rm/lj

La Junta General del Principado de Asturias ha pedido diferente documentación a la Sindicatura de Cuentas y analizará informes, incluido uno del Letrado Mayor del parlamento asturiano, para decidir si finalmente activa el procedimiento para cesar al Síndico Mayor, Avelino Viejo, como reclama toda la oposición.

Según han explicado los portavoces de los grupos, ha sido este lunes cuando han recibido ese informe del Letrado Mayor en el que, según ha explicado Gaspar Llamazares, se insiste en que habría que ser «muy exigentes» a la hora de formular las razones para la revocación.

La Ley de la Sindicatura de Cuentas señala que una de las razones para la pérdida de condición de Síndico es el «incumplimiento de los deberes de su cargo».

Viejo tuvo que comparecer en los últimos días en el parlamento asturiano para explicar las consecuencias de unas sentencias judiciales que anulan el procedimiento de provisión de puestos de trabajo en el órgano fiscalizador. Dijo que todas las decisiones se tomaron por unanimidad. Sin embargo, los otros dos síndicos se desmarcaron de su gestión y enviaron sendas cartas a la Junta General del Principado de Asturias para poner su cargo a disposición. Uno de ellos acusó a Viejo de mentir.

Desde la Junta General, entre otros documentos y pareceres jurídicos, se ha pedido a la Sindicatura el acta de las reuniones del Consejo de la Sindicatura, para analizarla. La decisión final tendrá que ser tomada por la Mesa de la Cámara.

Podemos lleva al pleno de esta semana una iniciativa para reprobar políticamente a Avelino Viejo. Su portavoz, Emilio León, a preguntas de los periodistas, se ha referido también a la posibilidad de impulsar el cese de Viejo. «Valoramos la opinión de los letrados de la cámara y aquello que sea necesario cumplimentar o añadir lo vamos a hacer», ha explicado.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos