La Guardia Civil busca a una vecina de Castrillón desaparecida

El helicóptero de emergencias sobrevoló ayer la costa de Castrillón tanto por la mañana como por la tarde. / MARIETA
El helicóptero de emergencias sobrevoló ayer la costa de Castrillón tanto por la mañana como por la tarde. / MARIETA

El coche de la mujer se encontró en el aparcamiento de la playa con las llaves puestas y su bolso en el interior

C. R. / F. B. / J. F. G. PIEDRAS BLANCAS.

La Guardia Civil busca a una vecina de San Adriano de mediana edad de la que no se sabe nada desde ayer a primera hora. Trabaja en la cocina del Hospital Universitario San Agustín, está casada y tiene una hija de ocho años. Está previsto que hoy, a primera hora, se retomen las labores de búsqueda que comenzaron ayer con la participación del servicio marítimo, el Grupo Especial de Actividades Subacuáticas (GEAS), el servicio cinológico (perros) y las patrullas de Seguridad Ciudadana de tierra de la Guardia Civil.

La mujer salió ayer de su domicilio junto a su marido poco antes de las ocho de la mañana. Cada uno se montó en su vehículo, él rumbo a Gijón, donde trabaja, y ella, al hospital. Sin embargo, no llegó. Fueron sus compañeros quienes, extrañados por la tardanza de una empleada normalmente cumplidora, dieron la voz de alarma. Primero comprobaron que su vehículo no estaba estacionado en el recinto y, después, que no había tenido lugar ningún accidente de tráfico. Al resultar infructuosas ambas gestiones, contactaron con el marido.

Este llamó a la Guardia Civil por primera vez a las 11.30 horas, que le confirmaron que no tenían conocimiento de ningún accidente o percance en la carretera entre Santa María del Mar y el hospital. A pesar de que para formalizar una denuncia por desaparición tienen que pasar veinticuatro horas, la Benemérita comenzó la búsqueda por la zona en ese mismo momento. En estas labores participaron el helicóptero del 112 y agentes del puesto de La Morgal.

Salió de casa con su marido pero nunca llegó al hospital San Agustín, donde trabaja

Fue el marido quien, de nuevo a las 13.10, informó al cuerpo de que había encontrado el vehículo de su mujer en el aparcamiento de la playa de Santa María del Mar, junto al antiguo Hotel Román. Tenía las llaves puestas y en su interior se enconara el bolso de mano. Policía Local y Guardia Civil inspeccionaron el lugar y tomaron huellas sin que, hasta el momento, se haya podido aclarar lo sucedido.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos