«La falta de referentes aleja a las mujeres de la ciencia»

Teresa Valdés-Solís durante la charla sobre mujeres de ciencia y del carbón que impartió en el IES Río Nora. /  PABLO NOSTI
Teresa Valdés-Solís durante la charla sobre mujeres de ciencia y del carbón que impartió en el IES Río Nora. / PABLO NOSTI

La investigadora Teresa Valdés-Solís abre un ciclo de charlas en el IES Río Nora para visibilizar a las científicas y fomentar la vocación entre las jóvenes

LYDIA IS POLA DE SIERO.

«Pensad en cinco científicos, que no sean Margarita Salas ni Carlos López-Otín». Con esta petición abrió ayer la investigadora Teresa Valdés-Solís Iglesias la charla 'Mujeres de ciencia y de carbón' que impartió en el IES Río Nora, de la Pola, enmarcada en la iniciativa para conmemorar el Día Internacional de la Mujer y la Niña en la Ciencia que el centro desarrolla dentro de los actos de su cincuentenario.

Su público, alumnos de cuarto de la ESO y de primero de Bachillerato de Ciencias, se lanzó a responder. «Newton, Marie Curie, Einstein...», enumeraron. «Ahora, que estén vivos», invitó la ponente. El silencio se hizo cada vez mayor según fue añadiendo los criterios 'españoles' y 'mujeres'. De esta forma, Valdes-Solís quiso llamar la atención sobre la necesidad de visibilizar la trayectoria de las científicas y fomentar la vocación entre las jóvenes. «Desde los seis años se aprecia un menor interés y a los quince, muchas menos chicas que chicos aspiran a estudiar carreras técnicas; es una brecha enorme», alertó.

Asimismo, señaló que la falta de confianza y ansiedad frente a las matemáticas, las expectativas de padres y profesores, un mayor interés en estudios con utilidad social y la falta de referentes alejan a las mujeres de la ciencia. «¿Cómo vais a querer dedicaros a ella si solo conocéis a Marie Curie? La suya fue una vida excepcional y la ciencia está hecha por personas normales y corrientes», desmitificó.

«Desde los seis años, existe una brecha enorme entre las niñas y la ciencia» «La de Marie Curie fue una vida excepcional, la ciencia está hecha por personas normales»

Y para paliar la falta de referentes, mostró a los alumnos las trayectorias de Marie Stopes, geóloga que clasificó los macerales del carbón; Rosalind Franklin, que además de contribuir a la comprensión del ADN demostró la existencia de carbonos grafitizables y no grafitizables o Mildred Dresselhaus, primera mujer en obtener una Medalla Nacional de Ciencia de Estados Unidos. Asimismo, hizo hincapié en la asturiana Rosa Menéndez nombrada recientemente presidenta del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC).

Por su parte, Valdés-Solís es ingeniera química y doctora por la Universidad de Oviedo en Tecnología del Medio Ambiente, además de presidenta de la Asociación de Divulgación Científica de Asturias y científica del Instituto Nacional del Carbón, dependiente del CSIC.

Por otro lado, el IES Río Nora continuará la próxima semana con las charlas científicas y el día 14 recibirá la visita de Cristina Bocanegra, doctora ovetense especialista en medicina tropical.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos