El Comercio

La Fundación Princesa lamenta la pérdida de Cohen y Nieva, premiados en 1992 y 2011

  • Para la directora, Teresa Sanjurjo, la muerte del artista se siente mucho porque no sólo era un «un cantautor internacionalmente reconocido, un ídolo para millones de personas, un maestro y un genio de la música», sino porque se convirtió también en su amigo

La Fundación Princesa de Asturias ha trasladado hoy su pesar por la pérdida en el mismo día de dos de sus galardonados con el premio de las Letras: Francisco Nieva, que lo recibió en 1992, y Leonard Cohen, en 2011.

Para la directora de la Fundación, Teresa Sanjurjo, la muerte de Cohen se siente mucho porque no sólo era un "un cantautor internacionalmente reconocido, un ídolo para millones de personas, un maestro y un genio de la música", sino porque se convirtió también en su amigo.

Tras recordar al hombre "agradecido, sencillo y tranquilo" que recogió en Oviedo su galardón, ha señalado que espera que "sus hermosas y agradecidas palabras sigan siendo para nosotros un ejemplo de talento, de creatividad, de honradez y de bondad".

De Nieva ha señalado que cuando recibió el Príncipe de Asturias de las Letras en 1992 "ya era un dramaturgo reconocido y premiado, un autor de indudable talento y un escenógrafo de éxito".

"La Fundación Princesa de Asturias lamenta el fallecimiento de uno de los hombres de letras más destacados de la segunda mitad del siglo XX español, autor de una sólida obra innovadora, vanguardista y siempre comprometida", ha destacado Sanjurjo, que ha recordado que que también fue pintor, dibujante, director artístico, articulista, ensayista, narrador, profesor, "un hombre del Renacimiento, como lo definió Víctor García de la Concha".