Dos años de suspensión al futbolista que agredió a un árbitro en Oviedo

E. ALONSO OVIEDO.

Entre el estupor, la indignación y la vergüenza, el fútbol asturiano asiste al último suceso en torno a la violencia contra los árbitros. Era un partido más de la Tercera Juvenil y acabó como el rosario de la aurora. Una vergonzante violencia, una presunta agresión por parte de un jugador local al colegiado y la suspensión del encuentro al descanso (0-2).

Tiempo tardará el colegiado Adrián Manuel Borrego en olvidar lo ocurrido el pasado fin de semana durante el encuentro que enfrentaba al San Juan La Carisa y al Beredi de Viella de Tercera Juvenil. Allí fue objeto de una presunta agresión en el vestuario por parte del local Álex Ferreira Pola.

El San Juan La Carisa, en este caso, reaccionó con cierta prestancia e hizo público, a través de las palabras de su presidenta y máxima responsable, María Luisa Urbaneja, su condena vehemente a lo sucedido y el anuncio de que el agresor no volvería a vestir la camiseta del equipo. También ha sido contundente la resolución del Comité de Competición de la Federación del Principado de Asturias a la hora de juzgar dicho hechos.

Álex Ferreria Pola ya conoce el alcance de la sanción que le ha impuesto el órgano presidido por Miguel Álvarez Turanza. Contundente y rotunda. El central ha sido condenado con 24 meses de suspensión por, según recoge de forma excueta el acta y citando el artículo 52.2 del reglamento, «agredir al árbitro».

Diez partidos al portero

Álex Ferreira Pola no ha sido el único futbolista sancionado por lo ocurrido en aquel encuentro por el Comité Territorial de Competición. Su compañero Adrián Álvarez González, guardameta del San Juan La Carisa de Tercera Juvenil, ha sido suspendido por diez encuentros. «Por provocar a otro (artículo 71.b) y posteriormente insultar de forma reiterada al árbitro y producirse de manera levemente violenta para con el mismo (60/B y D)», apunta el fallo del Comité.

Además de esta sanción, el central del conjunto ovetense tiene aún pendiente la denuncia presentada por el propio colegiado, Adrián Manuel Borrego, ante la Policía Nacional. La vista judicial está prevista, inicialmente, para esta mañana. Previamente, conoció la decisión de uno de los jugadores del Beredi, un menor de edad que le había denunciado por un delito leve de lesiones tras sentirse agredido en una tangana previa al incidente en el vestuario arbitral, de retirar la denuncia contra él y el guardameta.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos