«Los árbitros están totalmente desprotegidos en estas categorías»

José Manuel Suárez, presidente de los árbitros asturianos. /  E. C.
José Manuel Suárez, presidente de los árbitros asturianos. / E. C.

«Si se aplica una medida ejemplarizante, los verdaderos causantes se van de rositas y al club le queda un estigma que tardaría en quitarse» José Manuel Suárez Presidente del Comité Técnico de Árbitros RFFPA

I. ÁLVAREZ GIJÓN.

José Manuel Suárez (Oviedo, 1951) acumula casi cinco décadas de experiencia en el fútbol asturiano. Tras diez años como trencilla y un lustro como delegado en el por entonces Colegio de Árbitros ovetense, ejerció las labores de directivo en la Peña Berto antes de entrar a la Federación en 1991 de la mano de Vega-Arango. En la Territorial continúa como máximo responsable del Comité Técnico del silbato, especialmente maltratado en los campos del Principado las dos últimas semanas.

-El incidente del pasado domingo subraya que está arraigada una cultura de menosprecio a los árbitros difícil de cambiar.

-Efectivamente, hay un menosprecio terrible a la labor del árbitro. En ese partido había un árbitro negro, una chica y otro chico de aquí. Según figura en el acta, al de aquí le llamaron reiteradamente hijo de puta y ha pasado como normal. Eso refleja la poca valoración que se le da a los árbitros como deportistas.

-¿Es una utopía llegar a erradicar los insultos en las gradas?

-Lograr erradicarlos probablemente lo sea. Tenemos que pensar que estamos en un fútbol de aficionados, sin cámaras que graben como en el fútbol profesional, ni posibilidades económicas para tener un guarda de seguridad. Ahora bien, creo que en la Federación Asturiana ya está minimizado, porque se han producido en los últimos años pocos incidentes graves. Lo que pasa que se nos han juntado dos semanas seguidas con ellos, pero puedo asegurar que bajaron mucho de intensidad y frecuencia este tipo de episodios en los últimos años.

-¿Cómo trabaja su organismo en este ámbito?

-Sinceramente, nosotros estamos más centrados en la formación del árbitro, que es nuestra obligación, dar la mejor calidad posible al arbitraje en el fútbol asturiano. Toda la labor de sensibilización se hace por de la Federación Asturiana a través de varias comisiones. Ahí se está trabajando y con una ayuda incuestionable por parte de los clubes.

-¿Están desprotegidos los árbitros en las categorías modestas?

-Totalmente. Hace 30 años no se jugaba ningún partido en el que no hubiese una pareja de la Guardia Civil o de la Policía Nacional, que estaban en el público haciendo una labor preventiva. En la actualidad es difícil verla en un campo y lo puedo entender por falta de efectivos. En este caso, si el árbitro ve en riesgo su integridad lo que hace es avisar al delegado de campo para que llegue la fuerza pública, pero algunas veces ya es tarde. El equipo local tiene afición, el equipo visitante más o menos también la tiene, pero el árbitro está solo. Si el vándalo de turno tiene un cruce de cables, a los árbitros los estacazos ya no se los quita nadie. Pero eso ya no depende ni de la Federación ni del Comité de Árbitros.

-¿Dos partidos de cierre es una oportunidad perdida para una sanción ejemplarizante?

-No me gusta el término ni el uso de sanciones ejemplarizantes. Me gusta que la justicia sea justa y hay que ajustarse a los reglamentos que aplica el Comité de Competición. Si se aplica una medida ejemplarizante, los verdaderos causantes del 'tinglao' se van de rositas y quedan impunes, mientras que el club se va a quedar con un estigma que va a tardar muchísimo tiempo en quitarse.

-¿Qué mecanismos puede adoptar un club para controlar a sus aficionados?

-Llevo muchos años en la Federación, en su día fui directivo en un club y sé las penurias que pasan. Voy por los campos y veo que un directivo está en la taquilla, otro vendiendo la rifa, otro pendiente de los vestuarios...en la mayoría de los casos ni ven el partido. Los medios que tienen para controlar todo esto no son muchos.

-¿Qué piensa cuando escucha esa coletilla de que los árbitros buscan protagonismo?

-Estoy convencido de que la mayoría de las personas que critican a los árbitros no saben de qué color son los reglamentos y si le pregunto por algunas situaciones que son castigadas se quedará mirando como la vaca que mira al tren.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos