El público de Amaia Montero, tras su último concierto: «Un recital de gallos y desafines»

Amaia Montero, durante un concierto. /EFE
Amaia Montero, durante un concierto. / EFE

La cantante arrancó su gira en el pueblo cántabro San Antonio de Renedo y su público quedó muy decepcionado ante su comportamiento en el escenario

ELCOMERCIO.ES

«Un recital de gallos y desafines», «vergonzoso, lamentable, patético», «bochornosa». Así calificaron los asistentes al último concierto de Amaia Montero su actuación en el escenario. Un espectáculo que era el primero de su nueva gira musical y que, a tenor por las críticas, no ha gustado mucho a sus seguidores.

Montero interpretó su nuevo repertorio en la carpa de las fiestas de San Antonio de Renedo (Cantabria), una actuación de la que las redes sociales ya han dado buena cuenta. Y es que, a tenor por los vídeos publicados por los asistentes al recital, son muchos los que creen que la artista estaba algo perjudicada.

En los vídeos, se puede ver que la exvocalista de La Oreja de Van Gogh intenta hablar en ingés con su equipo de músicos y se dirige a los espectadores para excusar su mala actuación con «una apretada agenda que no ha permitido ensayar».

Pero esa no es la única ocasión en la que para el concierto. En otro momenjto, interpela a una de las personas del público y le pide que levante más los brazos para aclamarle.

Esta no es la primera vez que se cuestiona el estado en el que Amaia Montero sube al escenario. En 2009, durante la gala de los premios 40 Principales, la cantante tuvo serias dificultades para llegar hasta el escenario. Entonces, Montero justificó su comportamiento ante Risto Mejide, a quien explicó que estaba tomando ansiolíticos para combatir la ansiedad que le produjo la muerte de su padre. Los medicamentos, junto a la conmoción de ganar un premio por su disco, hizo que saliera en mal estado al escenario.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos