El Comercio

El Principado inicia los trámites para catalogar toda la fábrica de Trubia

Una imagen de la fábrica de armas de Trubia
Una imagen de la fábrica de armas de Trubia / MARIO ROJAS
  • El consejero de Cultura anuncia que ampliará la actual protección municipal, que cubre solo cinco edificios, a todo el conjunto fabril

La Consejería de Educación y Cultura se ha puesto en marcha para incluir a la fábrica de armas de Trubia, en su totalidad, en el inventario de Patrimonio Cultural Industrial. El consejero, Genaro Alonso, respondió con esta medida a una interpelación de la diputada de Podemos, Lucía Montejo, sobre el patrimonio asturiano, y más en concreto las medidas previstas para la protección, conservación y difusión del patrimonio industrial. Lo hizo en el pleno de la Junta General celebrado ayer.

Con esta medida se busca actuar en tres ejes: la conservación, la protección y la divulgación. Además, Alonso indicó que con el inicio de los trámites para catalogar a la fábrica de Trubia dentro del Patrimonio Industrial, se busca llevar a cabo una ambiciosa actualización del registro que data de los años 80. «Además hay que tener en cuenta el patrimonio inmaterial, con el que también contamos porque no es menos importante», matizó Alonso.

La Consejería de Educación y Cultura inició el proceso para que la fábrica de Trubia fuese declarada, en su conjunto, Bien de Interés Cultural en el año 2014.

Hace dos años, el recinto cañonero solo contaba con dos inmuebles del conjunto de la fábrica con protección. El inmueble de oficinas y el de artillería, considerado por los expertos como «el mejor edificio industrial de España».

Pero la fábrica de armas cuenta con muchos otros bienes muebles e inmuebles susceptibles de protección. La residencia de ingenieros, con capilla y cementerio, el edificio del laboratorio con material, que fue incluso reclamado por la empresa alemana que lo fabricó para su museo, y diferentes elementos artísticos. Todos ellos, sumados al barrio de Junigro con el casino obrero y bloques de viviendas suman una treintena a proteger.

El consejero de Educación y Cultura, Genaro Alonso, también hizo referencia, ayer en el pleno, a las medidas y actuaciones encaminadas a la restauración y renovación para permitir nuevos usos de algunos equipamientos públicos.

En este punto, la diputada de Podemos, Lucía Montejo, pidió al gobierno regional que haga del patrimonio industrial un referente para la Consejería y criticó la ausencia de unas herramientas de gestión adecuadas que impiden que la región pueda contar con un plan regional en condiciones.