Los bomberos cobrarán 100 euros por retirar nidos de abejas

Bomberos procediento a retirar una colmena en el monasterio de San Pelayo. / PABLO LORENZANA
Bomberos procediento a retirar una colmena en el monasterio de San Pelayo. / PABLO LORENZANA

El servicio dejará de ser gratuito el año que viene entre críticas de los vecinos y los apicultores a la medida

D. L. / G. D.-R. OVIEDO.

En primavera, las colmenas sanas y robustas se agitan. Las nuevas reinas, acompañadas de miles de obreras, salen a buscar nuevos territorios, enjambran y, a veces, acaban por elegir arbustos, aleros de las viviendas o incluso en farolas. Miles de insectos armados y con veneno zumbando cerca no tranquilizan. Hasta ahora, llamar al Servicio de Extinción de Incendios y Salvamentos (SEIS) para que a retirarlos era gratuito, pero según una ordenanza fiscal aprobada inicialmente, el año que viene costará 100 euros.

«Hay un estudio económico de las horas que cuesta el empleado público, el vehículo y el combustible. Se produce un aprovechamiento privado de un servicio público. Antes la apertura de puertas no tenía coste y los bomberos acabaron convirtiéndose en cerrajeros», argumenta el concejal de Seguridad Ciudadana, Ricardo Fernández.

Fernández se refiere al informe del entonces jefe interino del SEIS, fechado en junio de 2017. «Desde hace varios años, se viene observando que el servicio realiza numerosísimas intervenciones relacionadas con la recogida y neutralización de abejas, avispas y otros», apunta el documento. De acuerdo con la memoria, los bomberos realizaron 1.381 actuaciones en 2016. De ellas, 275 con animales, y dentro de las mismas, procedieron a neutralizar 212 seres y trasladar otros 74. El año pasado, por ejemplo, los efectivos de bomberos retiraron enjambres en La Corredoria, San Lázaro, Fuso de la Reina o la calle Santa Susana, entre otros lugares del concejo.

Prosigue justificando el jefe de bomberos: «Muchas se realizan en fincas rústicas y urbanas de régimen privado, sin que tengan carácter de emergencia. Detraer efectivos de la corta plantilla durante un largo tiempo supone una merma muy considerable en caso de tener que intervenir en un posible incendio, accidente de tráfico, etcétera, donde se requiere mucho personal y un tiempo de respuesta inmediato».

Medida impopular

Los vecinos, al conocer la propuesta municipal, mostraron su total rechazo. «Me parece un poco ridículo», declaró Pablo Cabañas, vicepresidente de la Federación General de Asociaciones de Asturias (Fegea) y miembro de la Asociación de Vecinos San Juan de La Corredoria, barrio en el que el año pasado han visto en varias ocasiones abejas «por farolas y edificios».

Cabañas recordó también que «en los edificios de cinco plantas suelen ponerse las abejas sobre los aleros. ¿Cómo una comunidad va a pagar un andamiaje para quitar eso? Debería ser gratuito. Para eso pagamos impuestos». De seguir esa lógica, «¿si encontramos una rata en el parque y avisamos, nos van a cobrar?».

La misma opinión expresó Jesús Alonso, delegado para la zona rural de la Federación de Asociaciones de Vecinos de Oviedo (FAVO) y presidente de la de San Cipriano de Pando: «Lo veo absurdo, es cosa de la Administración. El vecino entonces no llamaría, cae de cajón».Alonso aventura además de que «si tuviera que acceder un vehículo largo no entraría porque los caminos del medio rural están muy abandonados, hay sitios en los que no hay paso».

Tampoco convence la medida a los apicultores, que además advierten de que las abejas se encuentran en declive poblacional. «Va a ser negativo para la especie», si se cobra por la retirada, afirma Santiago Menéndez, secretario de la Federación de Asociaciones de Apicultores de Asturias. Teme que la gente elimine a los insectos por su cuenta ante la perspectiva de tener que pagar 100 euros al Ayuntamiento.

Cuando los bomberos retiran un enjambre, explica Menéndez, «tienen que buscarse la vida, contactan muchas veces con nosotros». Son los profesionales los que los acogen y también lugares como el Aula de Apicultura de Cuyences. El secretario pide a los particulares «no se tomen prisa para matar a las abejas y busquen un apicultor. En la federación somos 1.200 socios».

Temas

Oviedo

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos