El Comercio

El accidente que dio lugar a la invalidez de Villa, cuestionado

El accidente que dio lugar a la invalidez de Villa, cuestionado
  • Hunosa redactó hasta tres versiones diferentes del parte del incidente con el que el exsindicalista obtuvo la pensión máxima

El accidente laboral por el que el exlíder sindicalista José Ángel Fernández Villa obtuvo hace ya veinte años la pensión máxima por invalidez está ahora cuestionado. No es la primera vez que se duda de la versión oficial, pero ayer la revista ‘Interviú’ publicó tres partes, diferentes, que se habrían redactado en Hulleras del Norte S. A. (Hunosa) con el objetivo de disfrazar de accidente de mina lo que en realidad, según parecen indicar estos documentos, fue la caída de una caja de sidra sobre la cabeza en la fiesta de Rodiezmo.

Lo de la famosa caja de sidra no es ninguna novedad en el discurso de quienes llevan años acusando a Villa de corrupto. Pero sí lo son los tres documentos, fechados en 1995, que podrían confirmar el fraude. El primer parte de accidente (firmado el 11 de octubre de hace 21 años) simplemente asegura que el exsindicalista ha sufrido una recaída de un accidente anterior, el 14 de mayo de 1993, cuando «se desprendió una caja de sidra de un camión golpeándole en la cabeza», durante la fiesta minera y socialista de Rodiezmo. El asunto se complica dos días más tarde, cuando desde la empresa se firma un nuevo parte, con una versión distinta:«Recivida del accidente del 14-05-93. Al levantar una mamposta, sintió un dolor de espalda».

No debió ser suficiente a ojos de alguien, porque seis días después el motivo del accidente se agrava y gana en efectismo. El tercer parte también hace referencia a una recaída del accidente de 1993, pero, esta vez, según dice, «resbaló por una escalera y cayó flexionando y rotando la columna, golpeándose contra la propia escalera».

Según ‘Interviú’, estas pruebas las aporta el empresario y escritor José Ramón Gómez Fouz. A él le llegó la documentación junto a un escrito anónimo supuestamente de puño y letra de un empleado de la hullera. En ese texto puede leerse:«Me ordenaron que invente la descripción, cosa que hago». Y añade: «Nunca hubo tal accidente, simplemente se operó de una hernia discal por un problema que tuvo en la fiesta minera de Rodiezmo del año anterior, en el que unas cajas de sidra se desprendieron de un camión y le golpearon».

. Rechazan, de este modo, hacer declaraciones sobre un incidente que aseguran desconocer. No obstante, y tras recordar que son los actuales responsables de la compañía quienes eliminaron la subvención para la fiesta de Rodiezmo, reiteran su completa disposición a colaborar con la Seguridad Social en todo lo que ésta requiera, tal y como se hizo con la Justicia cuando saltó a la luz la fortuna oculta de 1,2 millones que Villa intentó regularizar con la amnistía fiscal del 2012.