El Comercio

Revilla: «Fernández es buen muchacho pero el PSOE no puede estar en manos de cualquiera»

El presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, opinó ayer que el presidente de la gestora del PSOE y líder de los socialistas asturianos, Javier Fernández, es «un buen muchacho», pero precisó que el reto que afronta el partido en este difícil momento «es para almirantes como Álvaro de Bazán o el duque de Alba» y que la organización «no puede quedar en manos de cualquiera».

Revilla dijo que no deja de «hacerse cruces» con la «operación» que ha llevado a dimitir a Pedro Sánchez y que, a su juicio, ha supuesto una «voladura de la casa» desde dentro. En su opinión, los socialistas «han matado a una persona, pero los que han intervenido en el asesinato también están muertos».

Con vistas al futuro más inmediato, el presidente cántabro pidió a Mariano Rajoy que no se comporte como un «buitre carroñero» poniendo unas condiciones al PSOE para aceptar su abstención que hace un mes no ponía, para así propiciar unas terceras elecciones pensando que los socialistas caerán de 85 a 50 escaños.

Según relató, su «olfato político» le indica que «el Rey le ha de decir a Rajoy: 'Mariano, oye, ya está bien, ahora que tienes la abstención no te vengas arriba y les hagas desfilar con traje de baño y a Montoro con un látigo'». «Le tiene que decir eso y que dentro de un mes haya gobierno», afirmó con ironía en el marco de un desayuno informativo en el que participó en Madrid.