elcomercio.es
Miércoles, 22 octubre 2014
claros
Hoy 16 / 26 || Mañana 14 / 19 |
más información sobre el tiempo
Estás en: > > >
Un partido liderado por Cascos ganaría las elecciones en Asturias

Politica

Un partido liderado por Cascos ganaría las elecciones en Asturias

23.01.11 - 02:05 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
Un partido que concurra a las autonómicas del próximo mes de mayo con Francisco Álvarez-Cascos como candidato lograría una holgada victoria en las urnas, con el respaldo del 42,2% de los electores, una cosecha de votos que doblaría la del PSOE (21,4%) y estaría muy por encima de la del Partido Popular, que se quedaría en un exiguo 18%. Es el escenario que dibuja la encuesta realizada por Asturbarómetro sobre intención de voto, que augura una verdadera convulsión en la política asturiana que tendría su inmediata traslación a la Junta General del Principado. A la espera de ver cómo se traducirían estos porcentajes genéricos en escaños, parece claro que una formación encabezada por el ex ministro de Fomento saldría del 22-M en una posición privilegiada con vistas a formar gobierno, haciendo imposible la reedición del actual pacto de la izquierda, ya que, pese a que IU mantendría un resultado similar al actual, el descenso socialista haría inviable la operación.
Hay que tener en cuenta, eso sí, que la realización de esta encuesta es anterior a la presentación de Foro Asturias, el partido impulsado por los seguidores de Cascos y que será, más que probablemente, la plataforma que utilice para saltar al ruedo electoral si finalmente toma esa decisión. El trabajo demoscópico está hecho entre el 12 y el 19 de enero, lapso de tiempo en que el ex secretario general del PP desplegó una intensa actividad mediática con entrevistas en radio y televisión, una de ellas en Canal 10.
La encuesta pone de manifiesto el tirón electoral de Cascos y el vuelco que sufriría el Parlamento regional con su entrada en liza. Cuatro de cada diez votantes estarían dispuestos a respaldar un proyecto político casquista, lo que, en principio, le acercaría a la Presidencia del Principado. El ex ministro arañaría votos a derecha e izquierda, aunque, con diferencia, quien más sufriría su competencia sería el PP.
Su antigua formación política, que en los comicios de 2007 se hizo con el 42,4% de los votos, que le dieron derecho a 20 asientos en la Junta General, sufriría según esta encuesta un batacazo que se traduciría en un respaldo electoral de sólo el 18%. Es evidente que la fuga de votos del proyecto que pilota Isabel Pérez-Espinosa hacia la opción casquista sería más que acusada.
El desgaste de la crisis
También el PSOE debería hacer frente a un panorama radicalmente distinto al actual. A la luz de los datos recogidos por Asturbarómetro, un 21,4% de los electores daría su aval al proyecto político encabezado por Javier Fernández, un resultado más de 20 puntos inferior al de las autonómicas de 2007.
En este caso, y aunque la irrupción de Cascos también influya, aunque mucho menos que en el PP, todo apunta a que en el declive socialista influyen otros factores. No parece que su electorado más fiel se decante por una opción ideológicamente tan opuesta como la del ex ministro. Pero sí resulta lógico pensar que la crisis económica y el desgaste que su gestión conlleva para todo partido en el Gobierno puede dejar a muchos potenciales votantes en casa. No en vano los principales dirigentes del partido asumen que la desmovilización de los suyos es el principal enemigo.
El bajón socialista haría imposible la reedición del actual acuerdo de gobierno de la izquierda asturiana. Y eso a pesar de que IU, el socio minoritario, resistiría bastante bien la división del voto que siempre genera la aparición de un nuevo partido, aunque sea ideológicamente tan distinto como el casquista. La formación que presentará a Jesús Iglesias como cabeza de cartel se haría con el 9,6% de los sufragios, un resultado bastante similar al de 2007, cuando consiguió el 9,9%. El sondeo da a entender, no obstante, que IU no captaría el voto de izquierdas desencantado con la gestión del PSOE, uno de sus grandes objetivos para remontar el declive de los últimos años.
Una candidatura de Cascos, según esta encuesta, tendría otro efecto colateral: complicaría enormemente las opciones de los partidos minoritarios de lograr el preciado escaño. Asturbarómetro concede un 2,4% de votos a UPyD, que presenta a Ignacio Prendes como cabeza de cartel, y un 2,2% a URAS-PAS, con Xuan Xosé Sánchez Vicente. Porcentajes que, en principio, no permiten la entrada en el Parlamento regional. En los últimos comicios autonómicos, el 2,28% de respaldo de que gozó URAS-PAS le dejó bastante lejos de ese objetivo.
Impacto municipal
El 'efecto Cascos' en las elecciones municipales, que se celebran a la par que las autonómicas, también sería notable al otorgarle una amplia mayoría, aunque con un porcentaje de voto inferior al de los comicios regionales: el 38%.
Los socialistas, por su parte, obtendrían un resultado mejor que en las autonómicas y gozarían del aval del 25,9% de los asturianos. El PP, más débil en el flanco local, se quedaría en un respaldo del 15,1%.
La encuesta hace, por último, un análisis de intención de voto con vistas a las elecciones generales. La formación casquista se haría con el 39,3% de los votos, lo que le garantizaría cuatro de los ocho escaños en liza. PSOE (24,4%) y PP (21,7%) lograrían dos escaños cada uno.
En Tuenti


El Comercio Digital

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.