elcomercio.es
Miércoles, 22 octubre 2014
cubierto
Hoy 12 / 15 || Mañana 7 / 11 |
más información sobre el tiempo
Estás en: > > >
Las historias clínicas del Hospital Avilés se ordenaron destruir en 1996

AVILES

Las historias clínicas del Hospital Avilés se ordenaron destruir en 1996

Un buen número de documentos fueron quemados en bañeras geriátricas del antiguo Hospital de Caridad

23.10.12 - 00:13 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
Las historias clínicas del Hospital Avilés se ordenaron destruir en 1996
Imagen del Hospital Avilés, antiguo Hospital de Caridad, en donde se centran hasta ahora las denuncias por casos de niños robados. :: S. L.
Ni las familias ni la Policía que ha investigado los casos denunciados en los Juzgados de 'niños robados' pudieron encontrar los documentos que buscaban en el antiguo Hospital de Caridad, hoy Hospital Avilés. La razón es sencilla: no existen. Un elevado número de historias clínicas o de simples apuntes sobre personas atendidas en sus instalaciones, en este caso mujeres que dieron a luz en sus quirófanos, fueron destruidas por orden de la dirección. Muchas de ellas fueron quemadas entre las cuatro paredes del centro sanitario.
Según ha podido saber LA VOZ, un informe redactado por el entonces asesor jurídico del Hospital concluyó que la ley entonces vigente no obligaba a conservar las historias clínicas de los pacientes, por lo que en 1996 se decidió deshacerse de ellas. En aquel momento era director del centro José María Fernández Miranda, que en la actualidad ocupa el cargo de director médico.
Los testimonios recogidos por este periódico constatan que muchas de aquellas historias y documentos, que permanecían en cajas, fueron quemados, utilizando en algunos casos las bañeras geriátricas de la instalación.
LA VOZ intentó en la mañana de ayer recabar la opinión del doctor Fernández Miranda, quien visiblemente irritado se negó a contestar sobre la desaparición de los archivos. «Es una insidia lo que se está publicando» sobre las denuncias de 'niños robados' respecto al Hospital Avilés. Fue su única respuesta, informa José F. Galán.
Denuncias en el Juzgado
Las denuncias sobre 'niños robados' en Avilés, realizadas por varias familias, y algunos de cuyos testimonios fueron recogidos entre abril y mayo de este año en estas mismasa páginas, tienen un mismo hilo conductor: las mujeres dieron a luz en el antiguo Hospital de Caridad y allí se les dijo que sus hijos habían fallecido. Es el caso de M. L. C. D., que dio a luz el 14 de noviembre de 1965, aunque a la mañana siguiente comunicaban a su marido que su hija había muerto. Su caso se llevó al Juzgado, quien acaba de archivarlo.
C. M. G. es otra mujer avilesina que dio a luz en el centro el 28 de agosto de 1970. Nunca vio a su hijo. Por la noche una monja la avisó, «casi desde el pasillo», de que «el hijo de C. murió».
El 14 de abril de 1956 E. S. G. dio a luz a la que iba a ser su primera hija, un bebé que tuvo en sus brazos, que pesó cinco kilos. Horas después le comunicaron su fallecimiento y a la mañana siguiente le entregaban un féretro a su marido. En este caso, una monja del hospital le entregó la fotografía de un féretro con un bebé muerto. «Esta era tu hija», le comentó.
Milagros Gutiérrez -no le importa que salga su nombre y apellidos- es el último caso conocido: dio a luz en el Hospital de Caridad el 1 de setiembre de 1964. Ella tuvo a su sexta hija en su regazo, hasta que sacaron a la recién nacida de la habitación «porque está grave, se está muriendo». No la volvió a ver, una monja le comunicó que había muerto.
En todos estos casos, las familias coinciden en dos cuestiones fundamentalmente: en denunciar al antiguo Hospital de Caridad, por ser donde se produjeron los hechos, prácticamente con un mismo 'modus operandi', y por la imposibilidad de conseguir las historias clínicas o cualquier otro documento que pudiese documentar el objeto de la investigación.
Lo mismo se puede decir de la Policía. Agentes adscritos al Servicio de Atención a la Familia de la Policía Judicial de la Comisaría de Avilés estuvieron en el Hospital Avilés demandando la misma documentación, a petición de los Juzgados correspondientes, y en ningún caso pudieron aportar datos por la ausencia de esos documentos, lo que al final ha provocado el archivo de las diligencias.
Fue una de las madres denunciantes, C. M. G., la que el 30 de abril de este año desvelaba por primera vez «la desaparición de los archivos del Hospital Avilés de los años 70 y 80», según se le había comunicado oficialmente en el mismo centro cuando acudió a recabar los datos.
Sólo veinticuatro horas después, el director gerente del Hospital Avilés, José Menéndez Guerra, confirmaba que los historiales médicos disponibles en el Hospital Avilés «no se remontan más allá de 1996». Preguntado por este periódico, Menéndez Guerra aseguró que «no sabemos si se hacían esos archivos o, en su caso, cómo se hacían. Cuando se dice que han desaparecido los archivos de la década de 1970 ó 1980, lo cierto es que ni siquiera sabemos si existieron». Y más adelante añadía: «A lo largo de la historia de este hospital se han realizado muchas reformas. Cabría la posibilidad de que, en este última (se refería a la de 1999) pudiera haberse destruido documentación previa, si es que existía».
La orden de destruir buena parte de la documentación existente, entre ella la de los historiales clínicos, se dio en 1996, por lo que no admite ninguna duda la existencia de la misma.
Los casos de 'niños robados' denunciados por las familias provocaron un gran malestar en la dirección del hospital, al considerar que se podría estar dañando la imagen de la institución, que tras superar años de dificultades, es hoy un centro asistencial de referencia en atención geriátrica y en especialidades como vascular, mamografía y oftalmología.
En Tuenti


El Comercio Digital

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.