El Supremo pone precio final a Villa Magdalena: 45 millones de euros

El palacete de Villa Magdalena se ha convertido en la «biblioteca más cara del mundo». /
El palacete de Villa Magdalena se ha convertido en la «biblioteca más cara del mundo».

La sentencia obliga al Ayuntamiento a pagar otros 33 millones de euros por la deficiente expropiación del palacete hecha por el PP

GONZALO DÍAZ-RUBÍNOviedo

Villa Magdalena vale 45 millones de euros. No los 3,4 que depositó el Ayuntamiento de Oviedo al ocupar el palacete, propiedad ya por entonces del empresario Miguel Ángel Menéndez del Fueyo en 1995;ni los 11,8 que se apresuró a pagar cuando aquel pidió, en 2007, la retasación del edificio; tampoco los 21,2 millones de euros que dijo el Tribunal Superior de Justicia de Asturias en 2012. El baile de cifras es constante en el expediente de la expropiación. Quédense con una más: en 2017 el Ayuntamiento pagará otros 32,8 millones euros, 23 de justiprecio y 9,8 de intereses. En total, la «biblioteca más cara del mundo», en palabras de Ana Taboada, le habrá costado a la ciudad más de 65 millones de euros.

El Supremo puso punto final en mayo a la expropiación iniciada en 1995. Acotó las condiciones y enmendó la plana al TSJA, al que dejó la tasación final en sus manos este verano. El fallo puso punto y final a una serie de errores en la gestión que han tenido un coste millonario. El principal, en una comisión de gobierno de noviembre de 1998, presidida por Jaime Reinares en sustitución de Gabino de Lorenzo. El órgano aprobó consignar el justiprecio de 11,8 millones de euros y recurrirlo ante el Contencioso-Administrativo. Se trataba de un mero trámite legal: para recurrir un justiprecio es obligatorio depositar el dinero antes, pero el PP no lo hizo. Tampoco cuando la oposición se lo recordó en plenos y comisiones.

En el punto más alto de la burbuja inmobiliaria, en marzo de 2007, el expropiado pidió su derecho a una retasación, a una nueva valoración del bien a la que la ley le daba amparo precisamente por no haber consignado el Ayuntamiento el justiprecio. Pidió 63 millones de euros. El Ayuntamiento tembló. Pagó, ahora sí, el justiprecio de 1998 y se embarcó en los tribunales para ganar tiempo. Después buscó un atajo extraño. En 2010, De Lorenzo y Del Fueyo firmaron un convenio urbanístico, en el que el Consistorio rescataba la concesión del aparcamiento de La Escandalera, propiedad de la familia Masaveu, y lo entregaba en propiedad junto con todo el subsuelo del paseo de Los Álamos al empresario para construir un aparcamiento de 1.510 plazas. Del Fueyo recibía, además, un solar para 250 viviendas libres y 385 plazas de aparcamiento en Los Prados. Ambas partes reconocían en el acuerdo que Villa Magdalena valía 29,8 millones de euros, a los que habría que descontar los 11,8 ya pagados entonces, pero para saldar la deuda se montaba una operación de más de 152 millones.

Una operación que habría consagrado la presencia de miles de coches en el centro de la cuidad para siempre, una tan redonda, que a alguien se le olvidó someter la modificación del PGOU necesaria a información pública. Extraño.

 

Fotos

Vídeos