Los conservacionistas llevan a Bruselas la gestión del lobo

El Observatorio Justicia y Defensa Animal considera que el Gobierno asturiano está «violando supuestamente la directiva Hábitat como consecuencia de la agresiva política de control del lobo ibérico»

TERRY BASTERRALlanes

La Comisión de Peticiones del Parlamento Europeo abordará mañana la situación del lobo ibérico en Asturias. Este debate se va a celebrar después de la petición presentada en septiembre de 2013 por el Observatorio Justicia y Defensa Animal ante la Comisión Europea por lo que este colectivo conservacionista considera «las numerosas irregularidades que supuestamente están teniendo lugar en la gestión del lobo en Asturias». Para esta organización, el Gobierno regional asturiano está «violando supuestamente la directiva Hábitat como consecuencia de la agresiva política de control del lobo ibérico en el Principado», algo que según los ecologistas «viene sucediendo desde hace muchos años».

El Observatorio Justicia y Defensa Animal tiene previsto acudir mañana a Bruselas con las más de 115.000 firmas recogidas a favor de la defensa del cánido a través de una conocida plataforma de internet. Esta campaña se inició en julio de 2012 «como respuesta a la puesta en marcha de unas agresivas políticas antilobo que se traducen en sucesivas autorizaciones para abatir a tiros a perros abandonados y lobos allí donde sea solicitado directamente por ganaderos o a través de entes locales, y todo ello sin base científica alguna y con el fin exclusivo de satisfacer las demandas del colectivo ganadero».

«Acoso institucional»

«La situación en Asturias puede calificarse como de acoso institucional al lobo, el cual es perseguido y abatido incluso en los territorios con más alto grado de protección, como por ejemplo el Parque Nacional de los Picos de Europa», afirma Nuria Menéndez de Llano, directora del departamento legal de Observatorio Justicia y Defensa Animal y la persona de esta organización que tomará la palabra en el debate que se celebra mañana en Bruselas.

Desde este colectivo conservacionista se espera que sus preocupaciones sean consideradas en Bruselas y que den paso a un profundo debate «que ponga fin a la persecución política de este emblemático animal, cuya presencia es clave e imprescindible para el mantenimiento de la riqueza y la biodiversidad de Asturias».

 

Fotos

Vídeos