El Alvia tardará cuatro minutos más y vuelve a tener billetes

El Alvia tardará cuatro minutos más y vuelve a tener billetes
Un tren Alvia en la estación provisional de Gijón. / José Simal

EL COMERCIO
EL COMERCIOGijón

Renfe mantiene bloqueada la mayor parte de su cartelera a partir del 1 de enero. La empresa acostumbra a facilitar horarios y billetes con al menos 60 días de margen, pero el próximo año entrará en vigor una normativa de seguridad que cambia la forma de operar de los convoyes cuando entran en una zona de transición entre sistemas de seguridad. En el caso del Alvia Gijón-Madrid, de Chamartín a Valladolid funciona bajo régimen ERTMS -el propio de la alta velocidad- y de ahí hasta el final de la ruta lo hace en Asfa. El nuevo sistema obligó a redefinir las paradas técnicas, de manera que los tiempos de viaje entre Asturias y Madrid se verán incrementados entre tres y cuatro minutos en función de la frecuencia. Solo el directo a Chamartín de los domingos mantiene su horario. El servicio diario desde Sanz Crespo a Oropesa alargará su viaje en siete minutos. Una vez realizados los ajustes, la empresa está desbloqueando la venta de billetes de forma gradual. Ayer ya era posible adquirir los primeros y se espera que en los próximos días se recupere el despacho del resto de frecuencias.