Un asturiano logra la primera custodia compartida en un país árabe

Borja Brañanova, con sus dos hijos./E. C.
Borja Brañanova, con sus dos hijos. / E. C.

El luarqués Borja Brañanova pretende conseguir ahora que le permitan viajar con sus dos hijos a España

DAVID SUÁREZ FUENTELuarca

El luarqués Borja Brañanova ha conseguido la que es la primera custodia compartida en los Emiratos Árabes Unidos, después de tres años de litigio. La Audiencia de Dubai dictó el pasado mes de febrero por primera vez en su historia una sentencia a favor de la custodia compartida, que ha sido ratificada por el Tribunal de Casación (órgano similar al Supremo en España), en lo que se califica como «un hecho histórico», aseguró en declaraciones a EL COMERCIO Brañanova, quien espera que esta sentencia «cree jurisprudencia».

El Tribunal de Casación dubaití rechazó los argumentos de sentencias anteriores, que se habían basado en algunos aspectos de la ley islámica, conocida como Sharia, como el hecho de que no concibe que un hombre pueda cuidar de un niño pequeño porque considera que es función de la mujer. El alto tribunal sí tuvo en cuenta la sentencia de la Audiencia de Dubai, que demostró que el asturiano era capaz de cuidar de sus hijos.

Esta decisión fue valorada por Borja Brañanova, quien considera «era impensable que me la concedieran», dijo con lágrimas en los ojos.

La intención de este ingeniero de Minas, que lleva quince años trabajando en los Emiratos Árabes, es la de traer a sus hijos, con nacionalidad española, al pueblo natal de su padre, Luarca, con el objeto de que «conozcan a su familia». La nueva sentencia podría acelerar el viaje, aunque Brañanova se ha mostrado prudente, ya que «se ha abierto una puerta, pero faltan muchas por avanzar». El asturiano cree que podrían pasar años hasta conseguir que sus hijos viajen a Asturias, ya que lo solicitó hasta en tres ocasiones «y me lo rechazaron».

Brañanova aseguró que el Gobierno español ha intermediado para intentar conseguir que los niños puedan viajar durante las vacaciones a España, una decisión que hasta la fecha no ha sido aceptada, aunque esta sentencia podría ser clave para que les autoricen a venir a su país junto a su padre. Y es que el tribunal que les deniega viajar a España, sí que permitió a los menores viajar a Sudáfrica, país natal de la madre.