Asturias, en la lista de 'banderas negras' de Ecologistas en Acción por la contaminación de la costa

Playa de San Lorenzo, en Gijón./José Simal
Playa de San Lorenzo, en Gijón. / José Simal

La organización, que identifica 48 puntos críticos en todo el litoral español, advierte del deterioro ambiental de la costa de Gijón y Llanes

Isabel Gómez
ISABEL GÓMEZOVIEDO

48 puntos negros, 48 señales de alarma en los 8.000 kilómetros de costa examinados por Ecologistas en Acción, que este jueves ha presentado el informe 'Banderas Negras 2019'. Ni una sola provincia del litoral español está libre de enclaves contaminados o gravemente deteriorados. De hecho, cada región tiene dos de estos 'reconocimientos', uno por contaminación y otro por mala gestión ambiental. Los de Asturias corresponden a Gijón y la playa de Poo, en Llanes.

«Un año más, nos vemos vemos en la obligación de conceder la Bandera Negra por mala gestión a todo el sistema de saneamiento de Xixón, en general, y al despropósito de la falta de depuración en la zona este, en particular», expone Ecologistas en Acción, que recupera así un reproche que ya plasmó en su informe de 2017.

El colectivo, que recuerda que España ha sido sancionada por la Unión Europea por las carencias del saneamiento gijonés, hace referencia a la «terrible mala gestión» del servicio y culpa a las administraciones que se han sucedido en el tiempo: «Se despreció la normativa en vigor por parte de gestores políticos responsables a todos los niveles: desde el ayuntamiento, al gobierno del Principado de Asturies y a los sucesivos ministerios. Muchos de estos políticos han tenido responsabilidad directa en la no realización de un diseño adecuado en tiempo y forma del sistema de saneamiento», sentencia el informe.

Además de la falta de depuración de las aguas, Ecologistas en Acción advierte de problemas derivados del desarrollo urbanístico de la ciudad, por lo que considera que «es necesaria la revisión de todas las infraestructuras de la ciudad para que Xixón deje de ser un foco contaminante del mar Cantábrico».

Presión turística

Al exponer la situación en la playa de Poo y el concejo de Llanes, al que se hace extensible esta Bandera Negra, Ecologistas en Acción deja claro que «este año la bandera por contaminación ha estado reñida», ya que arenales como el de como Anguileiro (Tapia) o San Lorenzo (Gijón) registraron el pasado verano episodios similares de contaminación que obligaron a cerrarlas al baño.

Respecto al arenal del Oriente, la organización admite que, «por desgracia, el concejo no es ajeno a las deficiencias en materia de saneamiento que sufren muchas zonas de Asturias», pero recalca que, en este caso, las infraestructuras de saneamiento «son insuficientes» o, en el mejor de los casos, «parches en mitad de un mosaico en el que arquetas, canalizaciones y estaciones de bombeo no están comunicadas correctamente».

Esta situación se agrava en verano, cuando «la importante afluencia de visitantes» multiplica la población del municipio. «Así -añade el informe- el verano pasado se dieron casos en los que las arquetas de la estación de bombeo de Poo dijeron basta y rebosaron aguas residuales sin ningún tipo de control». Y en uno de esos caso, «la contaminación fue de tal magnitud que la playa tuvo que ser cerrada al detectarse que el agua no era apta para el baño».

Ante esto, Ecologistas en Acción aconseja que tanto Llanes «como la mayoría de los otros concejos» costeros del Principado «mejoren su sistema de saneamiento y depuración» y «reflexionen sobre los niveles de turismo» para diseñar infraestructuras que cubran las necesidades reales de cada territorio.

Este tipo de vertidos contaminantes explican 15 de las 48 banderas negras repartidas por todo el litoral de España, mientras que por problemas de urbanismo y otras construcciones se han concedido nueve banderas, las mismas que a las zonas industriales (destacan vertidos de las plantas gallegas de Alcoa y Ence); los puertos y cruceros concentran seis, al igual que los casos de erosión costera. También hay dos Banderas Negras por basuras y una por otras actividades.