https://static.elcomercio.es/www/menu/img/asturias-carnaval-desktop.jpg

Carnaval en Avilés: Una vuelta al mundo en 80 días con premio

Carnaval en Avilés: Una vuelta al mundo en 80 días con premio

El espectacular despliegue de Willy Fog gana el concurso en grupos, seguido de los Guerreros de Xian

C. R.

'La Vuelta al Mundo de Willy Fog' de la numerosísima Xente Xoven de Serín ganó este martes el concurso de disfraces municipal en la categoría de grupos. Su espectacular puesta en escena a lo largo del desfile de antroxu de Avilés se ganó el espontáneo aplauso del público en repetidas ocasiones, y convenció también el jurado, que los hizo merecedores de los mil euros del primer puesto. En segundo lugar quedaron 'Los guerreros de terracota de Xian' y los originales 'Trofeos deportivos'.

En categoría de parejas ganó el escultor con su creación, seguido de la 'Lámpara de Tiffanys' y de los 'Cisnes negros'. Por último, en individual, el primer premio fue para el 'Barón Rojo', el segundo para 'Blasa, la surfera' y el tercero para 'La Bestia buscando a Bella'.

El gran desfile d'antroxos, moxigangues y carroces, último gran acto del carnaval, fue ayer grande en verdad y el más multitudinario de los últimos años. Miles de personas se lanzaron y llenaron las calles desde antes de su comienzo sin dejar apenas huecos libres. José Cueto, de donde partía la comitiva, presentaba un aspecto inmejorable, lo que daba pie a la broma (que más de uno hizo) de preguntar quién trabaja en este país. Más cuando esta imagen se repetía en las plazas de la Merced y Pedro Menéndez, en La Muralla y en La Cámara. Una estupenda respuesta popular que no pudo mantener el pulso durante todo el desfile porque de nuevo el ritmo falló y la comitiva encadenó sucesivas largas paradas desde que los grupos comenzaron a llegar al escenario de la Plaza de España, donde el maestro de ceremonias, el actor y cantante Alberto Rodríguez, con mucho carnaval a cuestas, terminaba de cascar la voz en una tarima en la que el jurado tomaba buena nota de los disfraces.

Subieron todos. Todos. Charangas, peñas y concursantes antroxaos, incluso aquellos que se cuelan en el desfile para lanzar su reivindicación, pero no tienen ninguna intención concursar ni menos aún esperanza de conseguir algún premio. La mayoría hasta actuó o algo similar. Y eso se nota. Paraliza un tráfico de por sí lento que acaba terminando en un embotellamiento, repercutiendo en la asistencia que quedó bastante mermada a partir de la hora de desfile. Una pena por la gran parte de las peñas que dieron el do de pecho y animaron con su música y sus bailes todo el recorrido.

Abrió el desfile la Asociación Rey Pelayo, disfrazados de notas musicales, seguidos de una pequeña representación de 'rockeros' Difac y de una pareja representando el Brexit y enseñando a Gran Bretaña la dirección de salida, demostrando que antroxarse depende más del ingenio y las ganas que del tiempo y la elaboración. Les siguió el pintor Velázquez, varios personajes de Star Wars, un montón de conejos, alguno caminando ayudado por el bastón, y los Súper Mario Karts propulsados que sorprendieron a los asistentes tanto como el día anterior lo habían hecho con el jurado del concurso de disfraces del centro comercial El Atrio, que les otorgó el primer premio de grupo.

El buen ambiente fue tónica general y pareció haber más interacción entre los miembros del desfile y el público que otros años. El muerto de uno de los dos grupos que iba de 'Thriller' dio buenos sustos a los asistentes y también otros originales concursantes, que al final resultaron premiados, como el escultor vampiro. Desfilaron también muchos otros que no lograron entrar en el palmarés, pero que gustaron al público como unos originales payasos dentro de un sombrero, el aviador Barón Rojo, la banda de ladrones de 'La Casa de Papel' o las fregonas de Vileda, por citar solo algunos.

Entierro de la sardina

Hoy el desenclavo de la sardina y la quema d'atrepeyos comenzará a las seis de la tarde en la cancha roja de Llaranes. A las 19.30 horas, habrá velatorio y entierro en la plaza del Carbayo, amenizado por la fanfarria 'El Felechu' y, a las 20.30 horas, la quema de la sardina y tronada final, en la plaza de España.