https://static.elcomercio.es/www/menu/img/asturias-carnaval-desktop.jpg

Los acoplaos: «La monarquía, sin hacer nada, disfrutando de la vida»

La charanga Los Acoplaos convirtió sus diez minutos de actuación en toda un reproche hacia todo lo «criticable» del panorama nacional... incluido el Rey emérito. / DAMIÁN ARIENZA
La charanga Los Acoplaos convirtió sus diez minutos de actuación en toda un reproche hacia todo lo «criticable» del panorama nacional... incluido el Rey emérito. / DAMIÁN ARIENZA

La charanga Los Acoplaos fue, sin duda, la que más se mojó en la noche de ayer. Prácticamente todo el grupo iba disfrazado de leones, solo un par de ellos eran burros que representaban todo aquello «criticable» en el panorama nacional. En un principio los asnos eran personajes de la televisión pero su rol fue cambiando hasta terminar siendo la Cifuentes, Casado o el mismísimo Rey emérito Juan Carlos I. En el comienzo, la actuación fue una constante discusión entre ambos bandos, donde los burros exponían sus «corrupciones» mediante frases como «regalo máster o tesis baratos», pero se convirtió en un mensaje de protesta por parte de los leones que gritaban «sois iguales todos pero... Y nosotros, ¿pa' cuándo?» o «¡despierta! todos unidos podemos cambiar el presente».

Quizá lo más destacable de su intervención fuese el momento en el que convirtieron al burro en Juan Carlos I, con la bandera de España colgada. Al tiempo que coreaban «la canción de la monarquía, sin hacer nada, disfrutando la vida. La canción de la dictadura, jugando a la guerra y el deporte de matar». Al final, encerraron al asno en una jaula.