El conductor sigue en estado crítico, aunque permanece estable

Continúan, además, ingresadas en el HUCA tres mujeres, que «mejoran de forma clara»

J. C. A. OVIEDO.

Omar López, el conductor del autobús siniestrado, es el más grave de los cuatro heridos que permanecen ingresados en el HUCA. López, de cuarenta años, continúa en la Unidad de Cuidados Intensivos en «estado crítico».

A pesar de seguir en la UCI, su evolución es favorable. Sufrió la amputación de una pierna a causa del accidente. Ayer se le retiró la sedación como paso previo a proceder a su extubación para retirarle la respiración asistida. Así lo explicaba el consejero de Sanidad, Francisco del Busto, encargado ayer de dar a conocer los detalles sobre cómo evolucionan las cuatro personas que aún no han podido recibir el alta.

Además del chófer, tres mujeres continúan ingresadas en el Hospital Universitario Central de Asturias, donde tratan de salir adelante y superar el daño sufrido tras colisionar el autobús en el que viajaban con una de las columnas de un puente en obras. Ellas también van recuperándose de las graves heridas que les provocó el impacto del autobús en el que viajaban contra un pilar.

De M. A. B., de 62 años, el consejero de Sanidad explicó que su evolución es buena y la intención de los médicos es trasladarla a planta. Ayer se le retiró la respiración mecánica en previsión de que prosiga con su recuperación en cirugía torácica.

En cuanto a L. E. I. M., de 56 años, fue extubada este martes, respira sin ventilación mecánica y se encuentra en «situación clínica de mejora de forma clara». En cuanto sea posible, será intervenida por el servicio de cirugía traumatológica.

También evoluciona de forma positiva B. F. F., de 44 años, destacó el consejero. Ella está pendiente, asimismo, de una intervención, en su caso, de cirugía maxilofacial. «Los cuatro pacientes están evolucionando favorablemente», reiteró Francisco del Busto. Los otros once heridos en el accidente ya han sido dados de alta.

Los dos últimos pasajeros que pudieron abandonar el hospital fueron un hombre de 43 años que estaba en el servicio de urgencias y una mujer de 28 que fue trasladada al Hospital de Cabueñes.

El consejero de Presidencia, Guillermo Martínez, por su parte, reiteró el pésame y solidaridad del Gobierno del Principado con las víctimas y las familias afectadas por el siniestro, en el que fallecieron cinco personas. Un accidente que, decía, «ha conmocionado a Asturias».

Martínez destacó también que los equipos que participaron en el rescate y atención de las víctimas tuvieron «una actuación ejemplar que merece reconocimiento público». También los responsables de las áreas sanitarias de los hospitales en los que se atendió a los heridos habían destacado la labor del personal, que incluso duplicó turnos o regresó de sus días de vacaciones para ayudar.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos