«Cudillero significa lugar codiciable por su calidad, hermoso y atrayente»

Carmen Bobes durante su intervención./DAMIÁN ARIENZA
Carmen Bobes durante su intervención. / DAMIÁN ARIENZA

EVA FANJULCUDILLERO.

La catedrática emérita de Filología de la Universidad de Oviedo, Carmen Bobes, sorprendió ayer a los asistentes a la entrega de la Amuravela de Oro con un singular obsequio. La filóloga asturiana desveló el origen de la palabra Cudillero y de su significado: «Es un topónimo que conserva su contenido semántico básico y significa lugar codiciable por su calidad, hermoso, atrayente, tranquilo», enumeró.

Bobes ofreció al auditorio una auténtica lección magistral, en la que conjugó agradecimiento, reivindicación y etimología. «Sin duda, es un poco extensa esta explicación etimológica», reconoció la filóloga, pero «quiero que el pueblo de Cudillero la reciba como un regalo por haberme invitado a presentar a mi amiga» (Bernadette Paringaux), indicó. Su investigación etimológica, que estudia el origen de las palabras y la evolución de su forma y de su significado, fue la que sirvió a Carmen Bobes para concluir que el término Cudillero «deriva inmediatamente del término 'cudiciero'», que significa en su evolución al castellano «deseable, hermoso, apetecible. ¿Qué pueblo puede tener una carta de naturaleza mejor?», planteó.

Para Bobes, este significado se explica porque «su situación geográfica excepcional y la belleza de su paisaje sella su topónimo». La filóloga concreta la raíz etimológica de Cudillero en «la palabra del latín clásico 'cupidicia', que dio lugar a la forma romance 'codicia'» explica. Esta sería la base del adjetivo derivado 'codiciero' y de ahí la evolución fonética lleva a «codillerum, cudillerum, cudillero».

La reivindicación implícita en el discurso de Carmen Bobes sobre la figura de Bernadette Paringaux no cayó ayer en saco roto. «La filología española debe agradecimiento a Bernadett, la filología asturiana debería procurar la publicación de un texto tan original sobre una de sus variantes geográficas y sociales más destacadas y Cudillero ha hecho muy bien en otorgarle su Amuravela de Oro», manifestó. Tras la entrega de los galardones, el rector de la Universidad de Oviedo, Santiago García Granda, y el director del Real Instituto de Estudios Asturianos (RIDEA), Ramón Rodríguez Álvarez, acordaron publicar de manera conjunta el estudio de la filóloga francesa sobre el 'pixuatu'. El trabajo «podría estar listo en noviembre» confirmó Juan Luis Álvarez del Busto, presidente de Amigos de Cudillero.