El cribado de cáncer de colon en el Caudal sirvió para detectar 24 casos en un año

La responsable del programa, Dolores Martín, muestra uno de los test de detección. / JESÚS MANUEL PARDO
La responsable del programa, Dolores Martín, muestra uno de los test de detección. / JESÚS MANUEL PARDO

Desde octubre de 2017, se han realizado más de 3.000 pruebas a la población de Mieres, Lena y Aller. El objetivo es alcanzar las 20.000

ALEJANDRO FUENTEMIERES.

Los responsables del Área Sanitaria VII, correspondiente a los concejos de Mieres, Lena y Aller -en la comarca del Caudal-, acaban de informar del primer año de funcionamiento del programa de detección precoz de cáncer colorrectal. En detalle, el periodo analizado parte desde el inicio del plan, en octubre de 2017, hasta septiembre de 2018. En ese tiempo, se realizaron un total de 3.139 test a pacientes. Los resultados arrojaron un total de 24 positivos, lo que se traduce en una tasa de 7,65 casos por cada mil habitantes. La técnico responsable, Dolores Martín, señaló ayer que se trata de un índice similar al registrado en el resto de la región, lo que implica que sea ligeramente superior a la media nacional.

El informe presentado por la gerencia del área sanitaria que dirige Alejandra Fueyo indica que se hicieron más pruebas médicas a mujeres que a hombres, 1.615 frente a poco más de 1.500. Aún así, el resultado es que el 10 por mil de los positivos en cáncer se corresponde al sexo masculino, el doble que al femenino (tasa que no llega al cinco por mil). En cifras absolutas, 16 de los casos detectados son de hombres y ocho de mujeres. ¿Se trata de un fenómeno poco habitual? Martín responde que no; y es que, por lo general, se detectan más casos entre los varones por varios factores que tienen que ver, sobre todo, con los hábitos en el consumo de alimentos -mucha carne roja y poca verdura y frutas-, la ingesta de alcohol o el hábito del tabaco.

Si se hace un análisis de los datos por franja de edad, se detecta que el mayor número de casos se encuentra en la horquilla entre los 65 y 69 años (un 10,22 por mil del total, lo que supone ochos casos). Por concejos, donde más hay es en Mieres -con quince positivos-, frente a los cuatro de Lena y los cinco de Aller. También es cierto que si se presta atención a la tasa es superior la del municipio allerano: un 7,91 por mil, ante el 7,58 mierense.

Captación activa

Dolores Martín informó de que se han enviado un total de 9.940 cartas haciendo un llamamiento para realizar la prueba de detección precoz del cáncer de colon. Se trata de poco más del 48% de la población que se considera diana de este programa, que entre los tres municipios del área sanitaria asciende a 20.426 habitantes. Pero no siempre surte efecto la primera llamada de atención, por eso se han reenviado más de 6.000 misivas. La tasa de participación, en cuanto llega la notificación al paciente, es del 45%. La técnico responsable aseguró que se trata de un alto porcentaje de participación para el primer año de funcionamiento de la campaña. No obstante, la intención es continuar incrementando esta cifra.

Para ello, añadió, también se activa lo que se denomina captación activa. «Cuando un paciente acude al médico por cualquier otro motivo, al facultativo le salta una alarma que le indica que la persona que está atendiendo ha sido llamada para realizar el cribado y no ha acudido. Entonces, se le anima a realizarlo informando de su importancia de cara a la prevención», amplía.

Se trata de una prevención secundaria, ya que se detecta cuando el paciente ya padece la enfermedad, pero no deja de ser importante el poder iniciar el tratamiento adecuando cuanto antes. Además, hay otro tipo de actuaciones, como es la eliminación de pólipos que podrían desembocar en otro tipo de dolencias internas.